El remis de Scioli

Se trata de una aeronave de la Provincia que el gobernador “prestó” a algunos famosos y a su esposa. La polémica de la Davis.
El rojo de la provincia de Buenos Aires alcanza los 6 mil millones de pesos. Sin embargo, el amor por el deporte pudo más y Daniel Scioli desembolsó 35 millones con el fin de poner a punto Mar del Plata para la Copa Davis que, encima, resultó ser una desilusión. La elevada cifra despertó polémica e, inmediatamente, los diputados de la oposición se alborotaron al unísono. Uno de ellos fue el radical Gustavo Zuccari quien pidió un informe de los gastos. “Es absurdo gastar tal cantidad de dinero cuando en todas las sesiones estamos tratando situaciones de emergencia”. Aún espera la respuesta.

Sin embargo, hubo algo que indignó del mismo modo a Zuccari: “la utilización de una aeronave de la flota provincia para asuntos particulares”. En ese marco, Zuccari reveló que "el equipo argentino de la Copa Davis, asistió al casamiento de otro reconocido tenista, Juan Ignacio Chela y para esto, de acuerdo con la confirmación oficial, el gobernador bonaerense puso a disposición de los tenistas el avión Cessna C-550 de la provincia de Buenos Aires, con capacidad para siete pasajeros”. Según se informó, los tenistas utilizaron la nave oficial, debido a que "no los dejaban viajar solos y por vía terrestre, por razones de seguridad".

Asimismo, el diputado dijo a 24CON que "no es la primera vez que se utilizan las aeronaves oficiales para facilitar traslados particulares. Meses atrás, la flota de aeronaves con la que cuenta la provincia, también había sido usada por la esposa del señor gobernador, quien habría utilizado la escuadra para promocionar sus productos en Santa Fe". “Rabollini lo usó, nada más y nada menos, por negocios propios”, apuntó.

En ese marco, Zuccari, a través de un proyecto de declaración, solicitó al Poder Ejecutivo provincial que se "abstuviera de disponer la utilización de los bienes públicos del estado, para la realización de actividades particulares que nada tienen que ver con el interés general, configurándose una práctica que viola todo principio democrático y tiene un alto costo ético para la ciudadanía".

"Los bienes públicos no son prebendas que el gobierno de turno puede utilizar a su capricho", renegó el legislador radical y manifestó que “más allá de lo que cuesta movilizar la nave y todo el personal, hay una cuestión moral, porque esto viola todo principio democrático”.

Por su parte, los tenistas argentinos, que ganaron durante 2008 entre 43 mil y un millón de dólares cada uno en premios, aprovecharon el favor del gobernador para ahorrar los 336 pesos del servicio ejecutivo que ofrece Aerolíneas Argentinas. ,

Comentá la nota