Remedios falsos: intervendrán la obra social de los bancarios

Remedios falsos: intervendrán la obra social de los bancarios
La Presidenta firmará hoy el decreto; el sindicalista Zanola quedará desplazado
Después de un pedido judicial y cuando aparecen más pruebas en la causa por los remedios adulterados, el Gobierno intervendrá la obra social del sindicato de los bancarios, a cargo de Juan José Zanola, gremialista de buena relación con la Casa Rosada investigado por sus vínculos con la llamada mafia de los medicamentos.

Según confiaron fuentes de la Jefatura de Gabinete a La Nacion, la presidenta Cristina Kirchner firmará hoy una resolución por la que dispondrá la intervención, que correrá de escena a Zanola, secretario general del gremio y titular de la obra social.

Anteayer, el juez federal Norberto Oyarbide había enviado un oficio al jefe de Gabinete, Aníbal Fernández, para que le informara a la Presidenta sobre "estos acontecimientos, que son de una gravedad inusitada y que comprometen a la salud pública", en referencia a los hechos investigados en la causa por los medicamentos falsos y adulterados.

El magistrado aconsejaba, además, intervenir la obra social de los empleados bancarios. "El oficio ya lo tiene el jefe de Gabinete y va a proceder en consecuencia", dijeron anoche fuentes allegadas a Aníbal Fernández.

El Gobierno había intentado mantenerse apartado de la polémica causa, en especial desde que fue salpicado por la revelación de que un grupo de droguerías investigadas por adulterar remedios había hecho aportes para el financiamiento de la última campaña presidencial del oficialismo, en 2007. Incluso, el caso se vincula, por los protagonistas que tienen en común, con el expediente judicial por el asesinato de los tres jóvenes empresarios en General Rodríguez.

Con el pedido de Oyarbide hecho público, la Casa Rosada se vio obligada a tomar una decisión. Ayer, junto con el ministro de Salud, Juan Manzur, el jefe de Gabinete analizó el decreto que se firmará y sus alcances. Por teléfono, mantuvo al tanto a la presidenta Kirchner.

Aún no se sabe si se nombrará un interventor. Una de las posibilidades que se manejaban anoche era que tomara el control el titular de la Superintendencia de Servicios de Salud (SSS), Ricardo Bellagio. De hecho, el funcionario había redactado un pedido similar al de Oyarbide el viernes pasado. Según pudo saber LA NACION, Bellagio emitió una "evaluación negativa" sobre la obra social de La Bancaria que remitió a Manzur. Si bien no significó un pedido expreso de intervención, es el camino previo para que el ministro de Salud recomiende a la Presidenta que la decrete. Bellagio, según se evaluaba anoche, podría quedar así a cargo del control de la obra social. "Se está analizando la forma administrativa para llevarse a cabo la intervención", agregó una alta fuente oficial.

Bellagio quedó a cargo de la SSS el mes pasado, cuando reemplazó a Juan Rinaldi, ex abogado del líder de la CGT, Hugo Moyano, que luego se enfrentó con su antiguo aliado por el manejo del dinero de las obras sociales sindicales. Con la llegada de Bellagio, el gremialismo había logrado recuperar el manejo de los 2500 millones de pesos de los que dispone la superintendencia.

El Gobierno pretendió ayer preservar al sindicalismo de su embestida. Aclaró que la intervención correrá sólo para la obra social, y no para el sindicato de los bancarios.

El interventor, sea el superintendente o un funcionario que designe el Gobierno, deberá "auditar las cuentas de la obra social y hacer un trabajo de control", reforzaron ayer fuentes de la Casa Rosada. "Vamos a hacer una fuerte tarea de vigilancia", agregaban.

Antes de que aparecieran en la causa datos que salpicaran más a los Kirchner, el Gobierno optó por apartar a Zanola, muy complicado en la Justicia. El secretario general de La Bancaria tiene una buena relación con el Gobierno. Zanola se involucró personalmente en las campañas de 2005 y 2007 y organizó actos en favor de Cristina Kirchner, entonces candidata. El ex presidente Néstor Kirchner, además, participó el año pasado de un acto en la sede del gremio en pleno conflicto con el campo y recibió el apoyo del sindicalista.

Oyarbide había anticipado la semana pasada que el cerco judicial se cerraba en torno de Zanola, por los vínculos entre la obra social que manejaba el gremialista con la droguería San Javier, propiedad de Néstor Lorenzo, el principal imputado en la causa que investiga la adulteración de medicamentos.

El magistrado allanó el jueves pasado el policlínico bancario, donde se secuestró gran cantidad de remedios falsificados y se descubrió que San Javier tenía hasta una oficina en ese centro de salud. "Mi función se ha agotado", contestó ayer el magistrado a la prensa sobre el pedido de intervención que había enviado al Gobierno. Todavía no le había llegado una respuesta. La conocerá en las próximas horas.

Claves

* Investigación . La investigación que instruye el juez Norberto Oyarbide sobre medicamentos falsificados involucra a la obra social de los bancarios. El magistrado puso el foco en un fideicomiso entre La Bancaria y la droguería San Javier, propiedad de Néstor Lorenzo, imputado en la causa.

* Pedido judicial . Luego de allanar el jueves pasado la sede de la policlínica bancaria, Oyarbide dijo que el cerco judicial se cerraba sobre Zanola. Anticipó que en los próximos días lo citaría a declarar y solicitó al Gobierno la intervención de la obra social de los bancarios.

* Decisión presidencial . El gobierno de Cristina Kirchner hará lugar hoy al pedido de Oyarbide. La Presidenta dispondrá la intervención de la obra social sindical, que dejará de estar conducida por Zanola.

* Datos contra el dirigente . Hugo Dessal, opositor interno del gremio de Zanola, presentará hoy ante la Justicia un listado de contrataciones entre La Bancaria y Fharmaz Group, propiedad de Damián Ferrón, víctima del triple crimen de General Rodríguez.

Comentá la nota