Remedios: la Defensoría del Pueblo pide informes

El defensor del Pueblo provincial, Edgardo Bistoletti, pidió ayer explicaciones al ministro de Salud santafesino, Miguel Cappiello, respecto del relevamiento de las compras de medicamentos en los diferentes hospitales realizado por la propia cartera sanitaria, que reveló variaciones de precios de hasta el mil por ciento.
El estudio, reflejado en la edición de ayer de La Capital, también detectó que los efectores de salud llegaron a pagar por algunos medicamentos precios "de mostrador". Es decir: lo mismo que abonaría cualquier paciente en una farmacia comercial de la ciudad.

Bistoletti le reclamó a Cappiello que precise si "el ministerio adoptará algún tipo de medida al respecto". Y que detalle "si se implementó algún mecanismo de fiscalización" de las compras que encarar la cartera a su cargo.

Irrefutable. Al respecto, la directora de Farmacia de la provincia, Beatriz Martinelli, había afirmado que "los números hablan por sí solos", al tiempo que destacó que "está claro que algún mecanismo falla, ya sea el que provee, el que compra o en forma conjunta".

Martinelli detalló a este diario que "los resultados reflejan las compras realizadas en 20 hospitales de la provincia en un mes tipo y sobre un total de 19 productos que fueron elegidos por ser los que más gastos generaban para los efectores".

También consideró que las razones de la variación de precios puede obedecer a distintas causas: "Desde dónde se compra, quién fue el proveedor, si la adquisición fue de urgencia o las características de la licitación".

En tanto, la Cámara de Droguerías explicó la situación en los "costos financieros que se producen ante la incertidumbre de las fechas de cobro".

Comentá la nota