Rematarían las viviendas de familias estafadas de Estación Chapadmalal

El delegado municipal en Batán y el titular del Banco de Tierras se reunieron con las víctimas de la venta irregular de tierras. Viajarán a Buenos Aires para testimoniar la situación ante la Justicia. Analizarían construir un complejo de viviendas.
La Municipalidad de General Pueyrredon comprometió ayer su apoyo político y jurídico a las víctimas de la venta irregular de lotes en el barrio Estación Chapadmalal, entre ellas cuatro familias cuyas viviendas serían rematadas en breve por la Justicia.

Así lo expresaron ayer el delegado municipal en Batán, Roberto Lenzo, y el titular del Banco de Tierras, Javier Woolands, a decenas de vecinos que se dieron cita en la sociedad de fomento del sector para analizar su problemática.

"Estamos ante una gran estafa" advirtió en diálogo con LA CAPITAL Lenzo, quien consideró que la solución para los cientos de vecinos que habrían sido víctimas de la estafa sería la construcción de un complejo de viviendas subsidiado por el Estado.

Por su parte Woolands precisó que durante la última semana personal del Banco de Tierras montó una oficina en el lugar y analizó cerca de 150 boletos de compra venta presentados por los vecinos. "Todos son apócrifos", sentenció.

En este marco, el funcionario instó a las víctimas de la operación a realizar la correspondiente denuncia penal ante la fiscalía número 9, a cargo de Lorena Yrigoyen. "Hoy mismo (por ayer) va a venir un equipo y va a tomar los datos de los damnificados que quieran presentarse", adelantó.

Rematarán cuatro viviendas

La situación de los vecinos de Estación Chapadmalal que habrían sido estafados en la venta de los lotes cobró un nuevo giro días atrás, luego de que cuatro familias recibieran una notificación de remate de parte de un Juzgado de Capital Federal.

Tanto Woolands como una de las damnificadas, Vanesa Montenegro, explicaron a LA CAPITAL que el remate se realiza en el marco de la quiebra presentada por Mario Margiota -ya fallecido- quien sería el verdadero propietario de los lotes vendidos irregularmente.

Woolands adelantó a este medio que la Municipalidad arbitrará los medios para que un representante de cada una de las cuatro familias viaje la semana próxima a Capital Federal, para que explique su situación ante la Justicia. "Esperemos que nos escuche" se esperanzó Montenegro, quien viajaría acompañada por Carmen Vázquez, Nora González y Gustavo Velázquez, los otros propietarios de los lotes que serían rematados.

Montenegro aclaró que "todos nosotros compramos los lotes de buena fe. Este hombre nos engañó y ahora estamos una situación muy difícil, porque es evidente que él no era el dueño de los terrenos".

Caso testigo

Aunque reconoció que la situación de estas cuatro familias es "muy triste", Lenzo consideró que se trata de un "caso testigo" que permite "corroborar que lo que pasó aquí fue una gran estafa realizada por gente muy organizada, pero que no contaba con este tipo de derivación judicial".

Según Woolands, la mayoría de los lotes que habrían sido vendidos irregularmente perteneció, a mediados de los cuarenta, a la Compañía General de Tierras "La Florida". "Esa compañía ya desapareció y la supuesta falta de propietarios fue aprovechada por un grupo de estafadores que a fines de los noventa comenzó a vender los terrenos", relató.

Entre los lotes supuestamente revendidos incluyen tanto a los que "La Florida" había podido vender -como es el caso de los lotes que pertenecerían a Margiota- como los que no.

"La situación de quienes compraron tierras que la compañía no logró vender es menos complicada que la de quienes están sobre terrenos que en aquel momento fueron vendidos a terceros" advirtió Woolands quien aclaró que "de todas maneras la estafa es tan grande que hubo terrenos que fueron revendidos dos y hasta tres veces. "¡Si hasta vendieron la plaza!" enfatizó, recordando un caso que fue denunciado públicamente por LA CAPITAL.

Opciones

En cuanto a los próximos pasos a dar, Lenzo relató a LA CAPITAL que "yo mismo me he comunicado con el intendente (Gustavo Pulti) nos dijo que hagamos todo lo que podamos para acompañarlos en esta difícil situación".

Según Lenzo, la problemática de las aproximadamente 200 familias que habrían sido estafadas "debe tener una solución política" y sugirió que "una opción sería construir un complejo de viviendas, como se ha hecho en otros sectores de General Pueyrredon".

Comentá la nota