Rematarán propiedades de Alsogaray

Ordenaron tasar el petit hotel de Recoleta donde vive para pagar más de $ 3.000.000 al Estado
La Justicia comenzó el proceso para rematar los bienes de la ex polifuncionaria menemista María Julia Alsogaray, a fin de devolverle al Estado más de tres millones de pesos, luego de que fue condenada por enriquecimiento ilícito.

El Tribunal Oral Federal N° 4 ordenó tasar el petit hotel de Junín 1435, de Recoleta, donde vive la ex funcionaria, y dos departamentos del mismo barrio para subastarlos y cubrir la suma de 3.179.207,05 pesos.

Los bienes están embargados tras la sentencia contra Alsogaray, la única ex funcionaria condenada por enriquecimiento ilícito. La ingeniera dijo que no tenía dinero en efectivo para cubrir esa suma, por lo que comenzó el proceso de subasta de sus propiedades.

Un tasador se comunicó ayer con Alsogaray y hoy probablemente se encuentren para que la mujer le exhiba los títulos de propiedad, a fin de acreditar las dimensiones de la casa. No obstante, el edificio tuvo muchas reformas y ampliaciones, como un piso adicional.

Los jueces Leopoldo Bruglia, María Cristina San Martino y Jorge Luciano Gorini también pidieron a las inmobiliarias Bullrich, D´Odorico, y Cornejo Achával tasaciones de las propiedades.

Los 3.179.207,05 de pesos que Alsogaray tiene que devolver al Estado surgieron de un peritaje, cuestionado por la ex funcionaria.

La Justicia también solicitó la lista de rematadores de la Capital Federal, así como el estado de deudas a la Dirección de Rentas porteña y a los consorcios.

Con la información, el tribunal impondrá el precio de base al que cada propiedad saldrá a remate, dictará un auto de subasta "imponiendo lugar, día y hora, y ordenará que se publicite en el Boletín Oficial y en los diarios por tres días", dijo una fuente de tribunales.

Alsogaray no piensa poner un peso para pagar la suma impuesta por la Justicia y espera seguir discutiendo el monto por pagar, dijeron sus allegados.

Entre los bienes de Alsogaray figuraban dos departamentos en 59 street 160 W, del edificio Essex House, frente al Central Park de Nueva York. Ambos estaban a nombre de la empresa Purple Cross, cuya mayoría de acciones, en 1994, pertenecían a la ex funcionaria.

Los jueces recordaron en su condena a Alsogaray, dictada en 2004 y confirmada por la Corte Suprema en 2008, que "a la fecha de la comisión del ilícito, el enriquecimiento injustificado [de Alsogaray] ascendía a la suma de 1.122.000 dólares".

Alsogaray, sentenciada a tres años de prisión, pasó 19 meses detenida. Además, enfrenta otras causas judiciales, incluido un procesamiento y embargo de 10 millones de pesos por los sobresueldos que cobró cuando era funcionaria.

Comentá la nota