Rellenos costeros / Un crecimiento sostenido Buenos Aires se expande hacia el río

En una primera etapa se anexarán casi 10 km en Costanera Norte; se proyecta sumar otros 20 km en una península, en el área sur
En los últimos diez años se anexaron a la ciudad de Buenos Aires 72,5 hectáreas de rellenos costeros. Se trata de la misma superficie que ocupan, en promedio, 72 canchas de fútbol o, por ejemplo, la superficie de dos ciudades como el Vaticano.

Si se toma como punto de partida el año 1900, en la Capital se agregaron, en promedio, 26 hectáreas de terreno anuales por los rellenos que se fueron realizando en la costa del Río de la Plata. Desde entonces se sumaron unas 2900 ha. La ciudad tiene hoy 22.000 hectáreas.

Actualmente se está ejecutando un nuevo relleno en la Costanera Norte, más precisamente en la zona del Club de Pescadores, donde se correrá la avenida Rafael Obligado para permitir la ampliación del Aeroparque.

La obra, que demandará una inversión de más de 500 millones de pesos, incluye el viaducto en la avenida Sarmiento, la conexión de la autopista Illia con la avenida Cantilo, la reubicación de las vías del ferrocarril Belgrano y la ampliación del aeropuerto. Y, por cierto, lleva años de retraso.

Ahora, de cumplirse lo fijado por el gobierno que encabeza Mauricio Macri, la Costanera tendrá una nueva traza sobre terrenos ganados al río y la avenida Rafael Obligado se moverá varios metros.

"La nueva Costanera Norte dejará de ser una avenida de tránsito pesado, por donde hoy circulan 70.000 vehículos diariamente, para convertirse en un paseo recreativo. El nuevo recorrido obligará a prolongar el muelle del Club de Pescadores unos 100 metros", explicó a LA NACION Pablo Bereciarta, director de Infraestructura porteño.

Esta primera etapa de la obra, que implica un relleno costero de 3,1 ha, demandará diez meses más. En ella se invertirán 22.950.000 pesos. La segunda parte, unas 4,5 ha ganadas al río, servirá para transportar los seis carriles de la avenida Rafael Obligado a la altura de la cabecera norte del Aeroparque. Ese tramo demandará nueve meses de obra y $ 33.513.595 de inversión.

A esto se suma la extensión de la autopista Illia, trabajo que comenzará el mes próximo. Actualmente una comisión evaluadora analiza las ofertas económicas.

Estas obras permitirán la prolongación de la cabecera norte y el ensanchamiento de la pista del Aeroparque de 40 a 45 metros. "El restaurante Cló-Cló quedará afectado, ya que, por cuestiones de seguridad, el emplazamiento allí del emprendimiento no es recomendable. Todas las propiedades cercanas a la cabecera norte están sujetas a esta obra. Sobre eso no hay discusión", dijo Bereciarta. También deberá mudarse la estación de servicio Petrobras situada junto al complejo Costa Salguero.

Aunque, en general, esta obra no provoca controversias, sí lo hacen otros rellenos costeros proyectados por el gobierno local. Tal como anticipó LA NACION en julio pasado, el gobierno estudia crear una península de unas 20 hectáreas al lado de la Reserva Ecológica de la Costanera Sur, que sería destinada a la disposición final de residuos.

"Rechazamos este relleno costero, absolutamente opuesto a la sustentabilidad ambiental. El río no es lugar para la solución del problema de los residuos de la ciudad ni la variable de ajuste de una preocupante falta de políticas ambientales y de espacio público", opinó Andreína de Caraballo, presidenta de la Fundación Ciudad.

En el mismo sentido, los diputados Pablo Failde (Frente para la Victoria) y Eduardo Epszteyn (Diálogo por Buenos Aires) hicieron un pedido de informes para conocer, entre otras cosas, el origen de los escombros y de la arena que se utiliza en los rellenos.

"Queremos saber si se realizaron los estudios de impacto ambiental correspondientes y de qué se trata el proyecto denominado península ecológica", dijo Epszteyn.

Según el jefe de gobierno, Mauricio Macri, ese relleno, de unas 20 ha en principio, alojará un centro de reciclado y tecnología de disposición final de residuos que se ajuste a los requerimientos de la ley denominada de basura cero.

El relleno costero se realizará inicialmente con la tierra y escombros provenientes de la obra del arroyo Maldonado, que se inició a la altura de Punta Carrasco y que debería comenzar en marzo, una vez que la máquina excavadora llegue al país.

Según los cálculos del Ministerio de Desarrollo Urbano, los 16 kilómetros de obras para ensanchar el río subterráneo generarán unos 550.000 metros cúbicos de tierra. También se usarán restos de las obras de subtes y de construcciones de infraestructura hidráulica.

Inspección judicial por una denuncia

La justicia porteña inspeccionó ayer varios sectores de la Costanera Norte como consecuencia de que la titular del juzgado en lo Contencioso Administrativo y Tributario de la ciudad, Patricia López Vergara, había hecho lugar a un amparo presentado por el ex ministro de Ambiente porteño Marcelo Vensentini. El ex funcionario denunció la existencia de un basural en ese lugar por depósito de escombros. "En realidad se verificó la zona y el gobierno porteño se comprometió a hacer un estudio de impacto ambiental antes de continuar con los trabajos previstos. Y con eso me di por satisfecho", dijo Vensentini, que desistió de su petición ante la Justicia.

Comentá la nota