Relleno sanitario: el Concejo sugiere la elaboración de un Plan de Contingencia

El Legislativo santafesino volvió a discutir anoche cuestiones vinculadas al espacio donde debería instalarse el depósito final de residuos de la ciudad, y apuntó su inquietud en el vencimiento de los plazos previstos para el traslado, que culminaron el mes pasado. Por eso, y ante la demora por parte de la Provincia de la aprobación del estudio de impacto ambiental, los concejales propusieron que se elabore un plan de contingencia y de un proyecto alternativo al que está en proceso "ante la probable imposibilidad de llevarlo adelante". Además, en una semana deberá concretarse un encuentro entre funcionarios de los Ejecutivos provincial y municipal con ediles.
La polémica por la ubicación del nuevo relleno sanitario de la ciudad de Santa Fe tuvo su nuevo capítulo anoche en el Concejo Municipal, con la sugerencia de la elaboración, por parte del Ejecutivo, de un Plan de Contingencia –con respecto al actual depósito- y de un proyecto alternativo al que está en marcha hace años.

Además, deberá concretarse, en el término de una semana, un encuentro entre funcionarios del Ejecutivo provincial y municipal con los ediles santafesinos con el objetivo de informar sobre el estudio de impacto ambiental.

En primer lugar, el Plan de Contingencia está basado en el vencimiento de los plazos previstos – y de su última prórroga, otorgada en octubre de 2008 y por un año- y en el que deberá prestar especial atención a la compactación de los residuos en capas de un espesor no mayor a los 30 cm., al recubrimiento con tierra u materiales adecuados, a la eliminación adecuada del líquido lixiviado, al monitoreo constante de las napas de agua y al control adecuado de gases y de roedores.

Según el concejal justicialista, Luciano Leiva "la gravedad y la urgencia de no poder contar con un nuevo ámbito de disposición final de residuos, hace que el Ejecutivo deba abocarse a la elaboración de un plan que colabore a afrontar el problema".

En segundo lugar, el edil opositor resaltó que "aún no hay una autorización y aprobación definitiva" del proyecto por parte de la Secretaría de Medio Ambiente de la provincia, por lo que sostuvo que "se debería trabajar en un proyecto alternativo", y añadió que "nada está asegurado".

Por su parte, la concejala Lastra aseguró que "hoy, la ciudad esta volcando la basura en condiciones en las que hace 15 años no se hacía" y recordó que desde su bancada "venimos adelantando que no se llegaba con el futuro relleno sanitario y reclamando un informe de impacto ambiental que no aparece". Además, la edil peronista denunció que "el expediente no pasó nunca por la Secretaría de Medio Ambiente y no sabemos si nos van a dar el estudio de impacto hidrológico".

Héctor Acuña, integrante del bloque Santa fe es el Centro, manifestó su preocupación en que "el actual relleno hace dos año no tiene más capacidad, y se le sigue tirando la basura", y resaltó que si el estudio de impacto ambiental no sale favorable "no vamos a tener relleno y vamos a tener que indemnizar a la empresa", que ya inició las obras de construcción.

Por su parte, el oficialista, Carlos Pereira –quien adelantó la abstención del interbloque del Frente Progresista- rechazó la posibilidad de elaborar un nuevo proyecto y aseguró que "no tiene sentido".

Además, advirtió que "si el relleno no va adonde se propuso, no hay otro lugar que sea adecuado" y aseveró que el emplazamiento del nuevo relleno tiene un impacto ambiental positivo, según un informe elaborado durante la gestión del ex gobernador, Jorge Obeid. "Eso permitió que se adjudique a la empresa y que el proceso sugiera adelante".

Comentá la nota