Relevan la publicidad de las empresas no juninenses en comercios.

La Dirección de Ingresos Públicos, dependiente de la Secretaría de Economía del Municipio, comenzó un operativo de relevamiento de publicidad de empresas no juninenses en los comercios de la ciudad.
El objetivo es determinar los derechos de publicidad y propaganda exteriores e interiores de locales comerciales. En el caso de la publicidad interior sólo relevarán lo publicitado entre 2004 y 2008, cuando ese proceso comercial estaba gravado.

Los comerciantes de nuestra ciudad no deberán abonar ninguna tasa o derecho, ya que la imposición tributa-ria alcanza a las empresas que tienen a su casa central fuera del partido de Junín. "Les decimos a los comerciantes de Junín que se queden tranquilos, que ellos no deberán abonar ningún tipo de tasa más allá de que los relevamientos se realicen en sus negocios", dijeron desde el Municipio.

"Para dar un ejemplo ilustrativo de cómo será, se inspeccionarán los locales y si se encuentran publicidad de tarjetas de crédito, directamente se tratará con la casa central y ésta será la que abone este derecho por publicidad y propaganda interior y no el dueño del negocio. Se tomará desde septiembre del año 2008 hasta el 2004 ya que en octubre de 2008 se derogó mediante la Ley Provincial 13.850 el cobro de publicidad interior", explicaron.

Publicidad exterior

Pero ése no será el único control. "Se sigue cobrando el derecho de publicidad por la publicidad exterior, que es la visible y se encuentra en la ciudad en toldos, marquesinas, entre otros. El derecho de publicidad y propaganda se liquida como subtasa en la Tasa de Seguridad e Higiene", especificaron desde el Gobierno Local.

En ese sentido, recordaron también que el Municipio en 2007 creó dos tipos de contribuyentes de publicidad y propaganda: los "residentes" que son los que tenían el local habilitado en el partido de Junín y los "no residentes", que no tenían el local habilitado en el partido de Junín y hacían publicidad exterior e interior de los comercios de la ciudad.

"Se trata de cobrarle a empresas que en la mayoría de los casos son nacionales o internacionales y no a los empresarios y comerciantes locales. Esta nueva imposición también se está llevando a cabo en algunos otros municipios de la Argentina y los comerciantes locales no sufrieron ningún tipo de inconvenientes", terminaron.

Comentá la nota