Relevamiento preliminar: 7600 fueron las hectáreas afectadas por el incendio forestal.

La Secretaría de Desarrollo Sustentable y Ambiente destacó avances en la investigación orientada a la determinación de los daños causados durante el incendio forestal registrado en Tolhuin el pasado mes de diciembre. Un total de 755 hectáreas en la zona del río Valdez, 6238 hectáreas en el caso de la estancia La Correntina y 700 en Aguas Blancas fueron las porciones más afectadas. En total fueron 7693 las hectáreas afectadas.
La Secretaría de Desarrollo Sustentable y Ambiente destacó avances en la investigación orientada a la determinación de los daños de índole económica, causados durante el incendio forestal registrado en Tolhuin a fines de 2008. Si bien aún las autoridades del área no cuentan con el resultado final de daño económico, indicaron preliminarmente que hay un total de ocho productores perjudicados, los cuales en casi todos los casos podrán seguir trabajando en el corto plazo pero se les ha visto afectado el horizonte productivo.

Según se informó, el Gobierno provincial solicitó imágenes satelitales para completar el estudio, a fin de contar con datos de mayor precisión para requerir luego la asistencia técnica al Gobierno Nacional que permita reparar el daño causado por el fuego en el mediano plazo, permitir a los productores continuar con su labor y reforestar las áreas más siniestradas.

El secretario de Desarrollo Sustentable y Ambiente, Nicolás Lucas, anotó que "estamos tratando de estudiar toda la superficie afectada, no quemada, un total de 755 hectáreas en la zona del río Valdez, y de 6238 hectáreas en el caso de la estancia La Correntina. sin olvidar que las zonas del lago Yehuin y de las Termas también fueron afectadas por el fuego".

"Áreas quemadas, en el caso de La Correntina, hay 2216 hectáreas, de las cuales hay una porción de bosque virgen o de bosque aprovechado, y otra proporción de vuelteo de vientos. En el caso del río Valdez se quemaron 301 hectáreas, donde había una proporción de castoreras, bosque virgen y bosque aprovechado", especificó Lucas, y añadió que "estos son los números preliminares, las conclusiones finales las sacaremos cuando lleguen las imágenes satelitales".

"La gente que vaya a acampar notará algunas zonas quemadas en el recorrido, pero las zonas de acampe más utilizadas no fueron afectadas en gran medida. Sí se notará mucho en los sectores de castoreras, en Aguas Blancas el fuego se expandió mucho en las castoreras, la gente notará que hay unas 700 hectáreas afectadas con una proporción de 300 hectáreas quemadas", indicó, y aseguró que "no se va a ver afectado el grueso de los lugares que la gente utiliza para recreación".

Asimismo, el funcionario manifestó que "hemos visitado a cada uno de los productores afectados para conocer la situación de cada uno y de ahí conocemos el número de afectados y en qué nivel. Algunos sufrieron pérdida de maquinaria y construcciones, a otros bosque, y a otros ambas cosas".

"No se registraron pérdidas del 100%", dijo, para observar que "hubo un caso donde se registró un foco de incendio la afectación fue muy grande, y en otros casos la afectación fue mínima. Algunos fueron afectados en el corto plazo, pero la mayoría sufrió una afectación en el mediano plazo. Hubo ocho afectados entre obrajeros y pequeños productores".

Consultado sobre las posibles causas que iniciaron los focos de incendio, Lucas dijo que "no sabemos exactamente las causas, pero sí sabemos que en todos los casos hubo negligencia, nada fue espontáneo. Las pericias policiales obran en el expediente pero eso se está tratando en la Justicia".

Comentá la nota