Relativizan que haya inseguridad

Alak y Stornelli aseguran que el índice es bajo; en opinión de D´Elía, los reclamos son "balas mediáticas"
Los máximos responsables de las áreas de Justicia y de Seguridad de la Nación y de la provincia de Buenos Aires respondieron enérgicamente a las críticas de Mirtha Legrand, Susana Giménez y Marcelo Tinelli, que reclamaron políticas de Estado para frenar la sucesión de homicidios ocurridos en los últimos 30 días.

Las respuestas del ministro de Justicia Seguridad y Derechos Humanos de la Nación, Julio Alak, y del ministro de Seguridad bonaerense, Carlos Stornelli, se conocieron ayer en una jornada en la que un colectivero fue baleado en la espalda delante de su hija, de 12 años, por tres delincuentes que le robaron su automóvil en Moreno y en la que un grupo de malvivientes asaltó un juzgado de garantías en Quilmes.

Tras los asesinatos de Santiago Urbani y Gonzalo Etcharrán y del ataque al ex futbolista Fernando Cáceres, las tres figuras más convocantes de la televisión argentina habían criticado con dureza lo que consideran una falta de acción de los gobiernos nacional y provincial en la lucha contra el delito.

Ayer, casi en forma simultánea, Alak y Stornelli respondieron a las críticas de los conductores de TV.

"Pese a que las estadísticas son buenas para la Argentina, se trabaja irresponsablemente para aumentar la sensación de inseguridad. En ese contexto, el tema de la seguridad se usa para lograr rating y se usa también de forma indigna como elemento electoral", advirtió Alak, en declaraciones difundidas por la agencia Télam.

Durante la inauguración del seminario Gestión de Políticas de Seguridad Pública, organizado por la Federación Argentina de Municipios, Alak afirmó que si bien "se hizo mucho en materia de seguridad, todavía falta mucho por hacer. La mejor política, la más importante que se puede dar en materia de seguridad, es la inclusión social.

Además, el funcionario consideró que "una de las maneras en las que no hay que trabajar en la lucha contra la inseguridad es a partir de la crispación. Las definiciones que son tomadas en esos contextos son siempre regresiones al pasado que no mejoran la situación", dijo.

Tanto Alak como Stornelli coincidieron ayer en que, a pesar de que hay hechos violentos, la tasa de homicidios en la Argentina es la segunda más baja en América latina.

"Tenemos la segunda tasa más baja en América latina de delitos dolosos después de Chile. Los números le otorgan a la Argentina una situación privilegiada [en la región]. Aunque existe la percepción de una sensación de inseguridad importante más allá de las estadísticas", agregó Alak.

Stornelli, reconoció que la situación que se vive en la provincia de Buenos Aires es preocupante, pero dijo que se está trabajando para tratar de bajar los índices de delitos.

"Por supuesto que en el pasado fue mucho peor", sostuvo Stornelli al compartir la mesa televisiva del programa de Legrand, quien había criticado la falta de políticas en ese punto.

Entonces, la actriz y conductora de televisión repreguntó: "¿Qué fue peor?"

"Hace seis años, la cantidad de delitos era varias veces mayor que en la actualidad", respondió el funcionario. "¿Usted está seguro de lo que dice?", repreguntó Legrand.

Stornelli dijo: "Obviamente. Antes había seis secuestros por día".

Luego, el ministro de Seguridad detalló las cifras que maneja respecto de la disminución de delitos en el Gran Buenos Aires y Legrand exclamó: "Lo siento, no le creo".

El dirigente piquetero oficialista Luis D´Elía también criticó los reclamos de las máximas figuras de la televisión argentina.

"Los reclamos por mayor seguridad que realizaron en las últimas horas los conductores televisivos Marcelo Tinelli, Susana Giménez y Mirtha Legrand son balas mediáticas que rebotan", dijo D´Elía.

Si bien D´Elía reconoció que por estas horas existen "muchos reclamos desde los distintos sectores sociales", enfatizó que también "hay muchas operaciones desde los medios de comunicación".

Mientras D´Elía hacía estas afirmaciones, en Salta los choferes de ómnibus realizaban un paro en reclamo de seguridad por los continuos ataques y asaltos contra colectiveros.

Juzgado asaltado en Quilmes

Un grupo de ladrones asaltó ayer el Juzgado de Garantías N° 4 de Quilmes, situado en Bartolomé Mitre 783. Según fuentes policiales, los asaltantes forzaron la reja de una ventana e irrumpieron en las oficinas. Al cierre de esta edición no se había establecido si faltaban expedientes.

Comentá la nota