Relanzan el proyecto productivo de Añelo

Su desarrollo está pendiente desde el 2001. El gobierno piensa en un polo olivícola. Invertirán 11.000.000 de pesos en electrificación rural.
NEUQUÉN (AN).- Con 11 millones de pesos provenientes del crédito de más de 400 millones que la provincia obtuvo del Programa de Servicios Agrícolas Provinciales (Prosap), el gobierno iniciará la electrificación de las tierras irrigadas con el canal de Añelo. Con aguas del río Neuquén, lleva años sin cumplir su función original debido a la falta de infraestructura.

El canal permitirá irrigar cerca de 3.000 hectáreas cuando cuente con la infraestructura necesaria, aunque ya hay algunos emprendimientos, como las plantaciones de olivos en las que el gobernador Jorge Sapag depositó, en un discurso reciente, sus expectativas para diversificar la oferta agrícola de la provincia. Este proyecto en particular, que Sapag recorrió a mediados de diciembre junto a una comitiva de funcionarios, está ubicado sobre la ruta provincial 17, a 15 kilómetros de Añelo en dirección a Portezuelo Grande. Actualmente hay 45 hectáreas plantadas, pero la proyección es llegar a las 125.

La falta de electricidad había impedido que el proceso de licitación de proyectos que se inició hace nueve años avanzara, pero se estima que con la nueva red eléctrica el canal dejará de ser sólo un curso de agua artificial de 42 kilómetros.

El desarrollo de las tierras de Añelo no es un proyecto nuevo. Se inició inmediatamente después de la puesta en marcha del proyecto de El Chañar Tercera Etapa, que puso en producción 2.000 hectáreas en la zona en la que hoy funciona el único polo bodeguero de la provincia. (Ver aparte)

Los fondos que destrabarán el proyecto se obtuvieron de un crédito de más de 400 millones de pesos del Prosap. La semana pasada se acordó que para iniciar el canal, la obra que había quedado en primer lugar en el orden de prioridad que le dio la Legislatura, se iniciará con fondos remanentes de una anterior asistencia financiera del organismo a la provincia.

Posibilidades para la pera y la manzana

El ministro de Desarrollo Territorial, Leandro Bertoya, confirmó que el titular del Prosap, Jorge Neme, convalidó la metodología la semana pasada. Fue en una reunión con Sapag que no trascendió.

"Primero se van a potenciar las 3.000 hectáreas, entre Añelo y Sauzal Bonito, por la costa izquierda del río. Es la ruta que va al dique de ingreso a Los Barreales y, del otro lado, en la plantación de Corfone", detalló el funcionario, que destacó las similitudes, en cuanto a las condiciones del terreno y el riego, con El Chañar Tercera Etapa. Los que están son los únicos olivares de Neuquén, muy bien instalado todo. Consideramos que el desarrollo para la pera y la manzana, desde lo tecnológico, ya está encauzado. La idea es ahora, con acuerdo del INTA, que verificará la viabilidad productiva, desarrollar el olivo y la fruta seca", agregó.

En lo técnico financiero, una vez que se complete el tendido eléctrico, la idea del Ejecutivo es, según confirmó Sapag hace dos semanas, que el Estado induzca el desarrollo del olivo, nueces y avellanas, pero no al modo del polo bodeguero, donde el riesgo de inversión -400 millones de pesos entre créditos del Iadep y el BPN- lo corrió la provincia. El subsidio de tasa, a través de convenios con el banco Nación, es el impulso extra, además de tierras a bajo costo y de infraestructura instalada.

Comentá la nota