Ya se relamen en los comercios cordobeses

Los $ 864 millones anuales volcados al consumo generan interés entre los comercios de la periferia. El rubro alimentos sería el más beneficiado.
El monto en juego asusta y entusiasma. Es que el anuncio oficial de las asignaciones universales por hijo aportaría 864 millones de pesos anuales a Córdoba, todo en manos de gente que tiene la necesidad imperiosa de gastarlos.

Por esto, los comerciantes, si bien ponen reparos a la hora de hablar de la implementación del sistema, ya piensan que algunos rubros podrían multiplicar sus ventas.

Una comparación que podría hacerse para valorar el impacto en la ciudad de Córdoba llega de la mano del Vale lo Nuestro, el programa de ayuda que la Municipalidad implementa con dinero de la Nación. "En este programa se ponen en juego 46 millones anuales, un monto significativamente menor de lo que ingresaría de la mano del anuncio del Gobierno nacional", indicó Horacio Viqueira, secretario de Desarrollo Social.

Los Vale lo Nuestro, para un grupo de comerciantes, ha sido un gran negocio, porque hablando en términos mensuales, se trata de 3,8 millones de pesos para consumo (a través de la tarjeta magnética y para gastar en alimentos). Si se tiene en cuenta que los 3,8 "palos" representan sólo el 5,2 por ciento de los 72 millones por mes que llegarían por el nuevo plan, los números son más que auspiciosos.

"Todo depende de cómo se ejecute, pero las expectativas son muy altas", precisó Víctor Marconetti, secretario del Centro de Almaceneros de la ciudad. "Y los mayores beneficiados podrían ser los comercios de alimentos de la periferia, que están en los barrios con mayor cantidad de gente que reciba el subsidio", agregó.

La opinión fue compartida por Rubén Martos, titular de Fedecom. El dirigente explicó que "puede significar un repunte muy importante". Aunque expuso las dudas de algunos comerciantes que temen que sus empleados "cobren menos, trabajando, que otra gente recibiendo subsidios".

Comentá la nota