Las relaciones del Poder Ejecutivo y el Judicial en su peor momento

El Consejo Profesional de Abogados de Resistencia reclamó a las autoridades de los tres poderes del Estado que actúen con "responsabilidad institucional", y dejen de lado sus diferencias políticas para lograr un acuerdo que permita restablecer en plenitud el funcionamiento de los tribunales provinciales.
"Tienen que dejar de lado las diferencias", pidió el presidente de la entidad profesional, José Sánchez, quien comentó los resultados de la ronda de encuentros que el Consejo mantuvo recientemente con el gobierno, la Legislatura, el Superior Tribunal y los gremios judiciales.

Crudo diagnóstico

Sánchez, en declaraciones radiales, dijo que los abogados son "como convidados de piedra en esta problemática, porque no intervenimos en las políticas judiciales, no diseñamos el presupuesto y tampoco podemos hacer paro. De todas maneras, nos ofrecimos para acompañar las gestiones que se hagan, y así lo hicimos. Por eso acompañamos al gremio en una reunión con el ministro de Gobierno, que nos planteó con crudeza cuál es la situación financiera de la provincia, y que hablaría con el ministro de Economía para ver cómo se podía destrabar la cuestión".

Luego hubo una reunión con los bloques de la Legislatura. "No fue la Alianza, no sabemos por qué motivo, pero estuvieron los bloques del justicialismo, del ARI y el Frente Grande. Allí el diputado (Ricardo) Sánchez dijo que iba a ser difícil que el justicialismo acompañara una ley de aumento salarial sin que existieran los recursos, y que era probable que la mayoría opositora lo hiciera, pero la cuestión presupuestaria debía tratarse con mayor responsabilidad", contó.

El martes el Consejo se encontró con los integrantes del Superior Tribunal de Justicia. "Con sinceridad, fuimos a ver cuál era su posición sobre el tema, y salimos más preocupados que lo que estábamos", dijo, ya que los ministros dijeron "que no sólo les preocupaba la demanda salarial que generaba el paro, sino que tampoco sabían cómo se va a llegar a fin de año".

El proyecto de presupuesto presentado por el Ejecutivo a la Legislatura es menor a lo que esperaba el Superior Tribunal, y no prevé partidas para aumentos salariales. "Evidentemente acá hay diferencias de tinte político entre los poderes, pero las cuestiones políticas deben ceder ante las responsabilidades que tienen que asumir los funcionarios políticos ante esta problemática", planteó Sánchez.

Responsabilidad institucional

El dirigente pidió a las autoridades que vean "que acá hay una responsabilidad institucional del Poder Ejecutivo, del Poder Legislativo y del Poder Judicial, de sostener las instituciones democráticas y en este caso específico de sostener el servicio de justicia. Por eso, no podemos aparecer como los rehenes de esa problemática", se quejó.

Sánchez insistió en pedir que "se separen las diferencias, porque nadie puede ser tan necio de pensar que si no hay posibilidades de aumentos se continúe con una huelga indiscriminada pidiendo por una plata que no hay. Trabajemos para no resentir el servicio, y veamos qué se puede hacer más adelante. Nosotros pedimos responsabilidad a los funcionarios y a los gremios, que demostraron tenerla al suspender sus medidas", expresó.

Luego comentó que la Federación Argentina de Consejos de Abogados se pronunció en apoyo de la posición de la entidad profesional de Resistencia, instando a los poderes públicos a normalizar el funcionamiento de los tribunales.

Sánchez prefirió no calificar como "cortado" al diálogo entre los poderes, pero dijo que sí está "interrumpido momentáneamente. Tienen que restablecer el diálogo, y nosotros nos ofrecemos como canal de comunicación. Que cada uno asuma sus responsabilidades. Y si no se puede hablar de aumento salarial, trabajemos por ver cómo se llega a fin de año y pensemos en 2010. De lo contrario, si priman las diferencias políticas, hay una voz que no se expresa, que es la de la gente, que está muy preocupada porque se va a paralizar el servicio de justicia, y sus reclamos en procura de sus derechos van a estar absolutamente indefensos".

Como ejemplo, citó que hay audiencias caídas por los paros que ahora se están reprogramando para agosto u octubre del año que viene. "Hay abogados que no llegan al día 5, porque no ganan un solo peso y tienen que pagar sus facturas de servicios y sus impuestos", sostuvo.

Comentá la nota