Relacionan robo de datos con "corrupción policial"

Así lo consideró la secretaria de Derechos Humanos de la provincia de Buenos Aires, Sara Derotier de Cobacho. La funcionaria dijo que se trata de un "pasado y un presente que se unen". El miércoles fue víctima de un asalto en su oficina. Se llevaron información clave para enjuiciar a represores

La secretaria de Derechos Humanos de la provincia de Buenos Aires, Sara Derotier de Cobacho, vinculó hoy el robo de documentación en esa dependencia con los "nichos de corrupción" que aún existen en las fuerzas de seguridad.

En ese sentido, Cobacho afirmó que hay "un pasado y un presente que se unen", y que entre el material robado "hay denuncias de corrupción policial que tenemos ahora", que se suma a los legajos sobre juicios por crímenes cometidos durante el terrorismo de Estado".

"Todavía hay nichos de corrupción, y en la notebook tenía un montón de casos, expedientes, denuncias del pasado que se unen con el presente, por las denuncias de corrupción policial que tenemos ahora", afirmó en declaraciones a FM Milenium.

"Se llevaron muchos legajos", lamentó Cobacho, al calificar de "muy significativo" el robo ante la proximidad de juicios en los que están involucrados efectivos de fuerzas de seguridad.

"En un mes empieza el juicio al (ex comisario) Luis Patti" en el que Cobacho es querellante, y en marzo se inicia el juicio oral por su propio secuestro, ocurrido el 24 de marzo de 1976.

"También empieza el de la Unidad Penitenciaria 9 (de La Plata), que es muy significativo", remarcó.

El robo

Cobacho relató el episodio que sufrió caratulado como "robo calificado por el uso de armas y privación ilegítima de la libertad", en contra suyo y de otras siete personas sufrido la tarde del 30 de setiembre en la Secretaría de Derechos Humanos bonaerense".

"Hicimos la despedida de año con los compañeros, luego quedamos charlando con una de mis asesoras y el equipo más íntimo, serían las 17.15, con mucha gente caminando por la calle, pleno sol, con la custodia de la Legislatura enfrente y la del anexo también", detalló Cobacho.

Relató que "dos personas entraron, con total impunidad, dijeron que venían a traerme un presente y cuando el empleado de recepción los va a anunciar, lo reducen junto con el mozo y unos compañeros que entraban a saludar, y los llevan a mi oficina".

"Apenas llegaron nos precintaron a todos, nos sacan los celulares y me preguntan por dos personas de la Secretaría que faltaban (el jefe de Gabinete y un subsecretario)".

Cobacho precisó que "buscaban mi computadora portátil" y que "patearon escritorios y rompieron algunos adornos".

Para la titular de la Secretaría, el momento clave se produjo "cuando le gatillan a mi secretario", porque "me dí cuenta que (la situación) venía mal y que no eran personas comunes que vienen por un robo".

Cobacho

Derotier de Cobacho fue secuestrada el 24 de marzo de 1976 y estuvo detenida varios meses en centros clandestinos en la provincia de Santa Fe, hasta que fue puesta a disposición del Poder Ejecutivo Nacional y trasladada a la cárcel de Devoto.

Tras su liberación, la persecución persistió sobre ella y su familia: su hijo Enrique Ramón fue detenido desaparecido el 31 de julio de 1977; otro de sus seis hijos, Oscar Manuel, permanece como detenido-desaparecido junto a su nuera desde el 1 de diciembre de 1978.

Además la funcionaria tiene un yerno asesinado en 1976 y otro detenido desaparecido en julio de 1977.

Un detenido

Por el robo, se encuentra detenido un ex efectivo de la bonaerense, desafectado de la fuerza desde setiembre de 2009, de nombre Juan Mateo, según informaron fuentes policiales.

Ayer, el gobernador bonaerense Daniel Scioli calificó de "actitud mafiosa" el robo a la Secretaría provincial, y aseguró que "nada hará quebrar su voluntad en el esclarecimiento" de los delitos de lesa humanidad cometidos durante la dictadura.

"Yo sigo rogando que podamos terminar con estos nichos, llegar a la justicia que buscamos hace tantos años y que vivamos en paz", concluyó Cobacho.

Comentá la nota