La relación Sapag-Rioseco

Por Cecilia Soberón

Si lo que se hace en Cutral Co es "hecho en todos los municipios de esta manera, va a permitir solucionar problemas", dijo el gobernador Jorge Sapag respecto de la gestión de Ramón Rioseco. "Nunca competimos deslealmente con el gobernador, siempre mantuvimos una excelente relación", respondió el intendente.

¿Será que fuera del año electoral y con el espíritu positivo que reina en el aire durante el aniversario, los dos políticos decidieron dejar de lado cualquier rencilla?

Es cierto que desde el inicio de la gestión de ambos, la relación se mantuvo en buenos términos. Primero porque Sapag se sumó de inmediato al escenario promisorio que proponía el parque tecnológico, aunque después no envió el dinero comprometido y desde Copade realizaron varias acciones contra la idea de desarrollar generadores eólicos con el INVAP.

A lo largo de los dos años al frente de la comuna y de la provincia Rioseco y Sapag se vieron las caras un par de veces en situaciones de conflicto. En primer término cuando se quiso modificar la ley de coparticipación para distribuir de otra manera los fondos sojeros. Luego cuando las empresas agrupadas en CEIPA realizaron una movilización para requerir la reactivación de la industria petrolera y no tuvieron mejor idea que "sumar a la comunidad". La asamblea popular, en esa ocasión, quedó en manos de Rioseco lo que generó un fuerte cruce de palabras en la Casa de Gobierno. Pero nada de ello trascendió, ya que todos los sectores se mostraron unidos luego hacia la opinión pública.

En tren de comparar estilos, hay que reconocer dos coincidencias entre el gobernador y el intendente. Ambos son pacientes a la hora de esperar por los cargos. Sapag esperó cuatro años, preparó por mucho tiempo su postulación antes de conseguir un triunfo en las elecciones provinciales. Rioseco desistió dos veces de competir por la intendencia y dejó su lugar a Eduardo Benítez, pero después del último triunfo electoral está dispuesto a no dejar el cargo en 2011.

Además tanto Sapag como Rioseco prefieren el consenso a la confrontación. Han asumido con esa política la mayoría de los conflictos que se presentan, pero ahora, en medio de la crisis generalizada, se probarán los dos para decir que no a los pedidos, más allá de la necesidad de construir consensos.

Un último apunte sobre el acto de aniversario. Así como Sapag y Rioseco se mostraron sonrientes durante todo el desfile, comentando entre ellos distintas situaciones, nadie pudo obviar la fría relación entre Rioseco y el diputado provincial Eduardo Benítez. ¿Será que al actual intendente no le gustó la publicidad del diputado en los medios regionales? Lo que seguro no le cayó bien fue que firmara como Intendente mandato cumplido. ¿Se viene la interna?

Comentá la nota