Relación Nación-Provincia / Viaje en veremos Kirchner postergó otra vez la visita de Cristina a Córdoba

El ex presidente considera que no están dadas las “condiciones políticas”.
Luego de un análisis del escenario político provincial, que incluyó la lectura de varias encuestas, Néstor Kirchner cortó por lo sano: ordenó postergar, sin fecha, la visita a Córdoba que la presidenta Cristina Fernández tenía planificada realizar el sábado 29 del corriente.

Dos fuentes del Gobierno nacional confirmaron ayer a este diario la cuarta postergación de la visita de la jefa del Estado a Córdoba en lo que va del año.

Iba a venir el 20 de mayo para asistir a la inauguración de la nueva planta de Fiat, pero se suspendió por el conflicto con el campo.

Luego de se anunció que la visita sería el 24 de junio para encabezar el mismo acto, pero nuevamente se frustró, por la continuidad de la crisis agropecuaria.

La tercera postergación fue el 2 de setiembre, cuando el gobernador Juan Schiaretti la invitó a inaugurar una escuela en La Calera. La visita no se concretó cuando en la Casa Rosada se enteraron de que en esa jornada se cumplía un año de los polémicos comicios provinciales que consagraron a Schiaretti como sucesor de José Manuel de la Sota.

El domingo pasado, en un reportaje a este diario, el propio jefe de Gabinete, Sergio Massa, había ratificado la visita presidencial. “La inauguración de la escuela de La Calera y los aireadores del lago San Roque, son dos símbolos que inaugurará la Presidenta”, dijo el funcionario.

Sin el contexto conflictivo por la crisis agropecuaria, ahora fue una decisión política de Kirchner postergar el viaje de la semana próxima.

El ex presidente, quien maneja la estrategia política del Gobierno nacional, se basó en informes desalentadores para el oficialismo que le llegaron desde Córdoba para desactivar el viaje. “No es el momento. Ellos están débiles y nosotros tenemos que fortalecernos”, fue la frase que habría utilizado Kirchner para detener los preparativos del viaje que ya estaban en marcha en la Secretaría General de la Presidencia.

La sentencia del ex jefe del Estado tiene nombres propios. Cuando dijo “están débiles” se refirió al intendente Daniel Giacomino, hoy su principal aliado en Córdoba, y al gobernador Juan Schiaretti.

Con este último, Kirchner espera sentarse a negociar las candidaturas del PJ cordobés para las elecciones legislativas del año próximo, sin injerencia de De la Sota.

Según encuestas que manejan en la Rosada, Luis Juez estaría fortalecido en el escenario provincial. El dirigente que más se le acercaría en intención de votos es el ex intendente radical Rubén Martí, quien repite que está alejado de la política.

Lo que desde el entorno kirchnerista no reconocen es que el Gobierno provincial tiene encuestas que señalarían un marcado descenso en Córdoba de la imagen del matrimonio presidencial.

Viajes frustrados

La cuarta postergación. La Presidenta tenía planificado visitar Córdoba el 20 de mayo para inaugurar la nueva planta de Fiat. El viaje se postergó para el 24 de junio para el mismo fin, pero la jefa del Estado tampoco vino. Lo mismo ocurrió el 2 de setiembre. Ahora iba a venir el 29 del corriente, pero tampoco lo hará.

Comentá la nota