La relación del Gobierno y los estatales en una semana clave

Los gremios esperan una respuesta urgente a los reclamos de una mejora de haberes y amenazan con protestas. Reunión clave en la Secretaría de Trabajo.
La semana que comienza podría determinar la relación que mantendrán el Gobierno provincial y los gremios estatales durante lo que resta del año, en el marco de las negociaciones que se realizan, en distintos frentes, respecto al tema salarial.

En principio, todos los ojos estarán puestos en el desenlace de la Conciliación Obligatoria entre el Poder Ejecutivo y los gremios docentes de APEM (medios) y AMET (técnicos), que tienen plazo hasta mañana, a las 11.00, cuando se reúnan por última vez, para alcanzar un acuerdo.

Ello debido a que las propuestas que surjan de esa audiencia servirán de base para determinar si habrá o no una mejora de haberes, antes de fin de año, para los demás gremios estatales.

Vale recordar que esos sindicatos docentes exigen, entre otras reivindicaciones, un incremento del 20 por ciento en los salarios básicos del sector.

Además, reclaman la titularización de educadores con más de dos años de antigüedad, el blanqueo de sumas no remunerativas, la equiparación del pago por Zona entre las escuelas provinciales y las que fueron transferidas a la Nación y la devolución del 20 por ciento del ítem Dedicación Exclusiva. Hasta el momento, en la Audiencia Pública solamente se avanzó respecto al pedido de titularización, aunque todavía no hay ninguna propuesta oficial sobre el reclamo salarial. En este sentido, el titular de AMET, Edgardo Bessone, advirtió que "si no hay respuestas sobre la recomposición del 20 por ciento en el básico, tras la última reunión con el Gobierno se realizará una asamblea de delegados y seguramente se irá a medidas de fuerza. Nosotros aceptamos la Conciliación Obligatoria cuando el paro estaba decidido debido a la falta de respuestas del PE, por lo que ahora no estamos dispuestos seguir esperando", explicó.

En tanto, el titular de la Agremiación Tucumana de Educadores Provinciales (ATEP), César Zelarayán, adelantó a EL SIGLO que tienen previsto reunirse mañana con el ministro de Gobierno, Edmundo Jiménez, "para ver si habrá o no un incremento salarial antes de fin de año". El sindicalista recordó que, como corolario de una serie de asambleas zonales que se realizarán en distintos puntos de la provincia durante la semana, el próximo viernes se reunirá el Congreso de ATEP para evaluar los pasos a seguir. En ese sentido, advirtió que "si de la reunión con el Ministro surge alguna propuesta o si, por el contrario, no hay ninguna solución al tema salarial, las bases resolverán si se llega a un acuerdo con el Gobierno o si se adopta alguna medida de fuerza, respectivamente".

Sobre este último punto, Zelarayán aclaró que "ATEP no quiere llegar a un nivel conflictivo con protestas como las que se realizan en la provincia de Buenos Aires, pero es necesario que el Gobierno de una respuesta inmediata a los reclamos salariales, porque la inflación debilitó fuertemente el poder adquisitivo de los trabajadores. Esperamos que el PE tampoco quiera llegar a un conflicto y que otorgue una recomposición antes de fin de año", agregó.

El Frente de Gremios Estatales (FGE), que congrega a ATE, la CTA, Vialidad y ATSA (sanidad), entre otras agrupaciones, también espera una respuesta del Gobierno para esta semana, por lo que hoy realizará una asamblea, en la sede del sindicato de la sanidad, donde estudiarán los pasos a seguir. "Esperamos, por lo menos, que nos llamen para reunirnos con el Ministro de Gobierno esta semana, porque hasta el momento no hubo ninguna respuesta sobre el pedido de una recomposición salarial de emergencia para paliar los efectos de la inflación", explicó el titular de ATSA, René Ramírez.

El sindicalista agregó que el FGE también exige "que se garantice la continuidad de los trabajadores contratados, ante los anuncios de recortes de gastos del PE, además del pago del 100 por ciento de sueldos para trabajadores que están con licencia por enfermedad y que solamente están percibiendo la mitad de sus haberes. También esperamos que el Gobierno pague el aumento en las asignaciones familiares que la Nación dispuso en septiembre, porque a pesar de las promesas de la Provincia, todavía no se concretó", añadió Ramírez.

Finalmente, informó que ATSA está programando asambleas en todos los hospitales para escuchar los planteos de las bases. "El viernes podríamos realizar una asamblea general de la sanidad para definir, en caso de que no haya respuestas del Gobierno, posibles medidas de fuerza, porque la situaciòn no da para más", sentenció.

Nueva marcha de la Multisectorial

La Multisectorial que integran la CGT, la Corriente Clasista y Combativa, la UDT y los Municipales del Interior, entre otras organizaciones, protagonizará una nueva movilización a la plaza Independencia, el próximo miércoles, para acompañar el reclamo de los jubilados transferidos sobre el 82 por ciento móvil e insistir con el planteo de un aumento salarial de emergencia de 500 pesos para los trabajadores.

El dirigente Vicente Ruíz adelantó a EL SIGLO que a la marcha "se sumará un grupo importante de desocupados y municipales que vendrán de distintos puntos del Interior". Además, advirtió que "si el Gobierno sigue haciendo oídos sordos a los reclamos, está previsto que en los primeros días de noviembre vuelvan los cortes de rutas".

Reunión clave por el futuro de la CGT

La pelea por la conducción de la CGT Regional Tucumán podría comenzar a definirse hoy, a las 10.00, en la Capital Federal.

A esa hora, un grupo de dirigentes de nuestra provincia se reúnirá con el titular nacional de la central obrera, Hugo Moyano, con la intención de lograr apoyo para que el dirigente de UTA, Ricardo Cáceres, sea consagrado como nuevo líder de la CGT en Tucumán el próximo 21 de noviembre, fecha programada para la renovación de autoridades.

Los gremialistas que viajaron a Buenos Aires para reunirse con Moyano son, además del propio Cáceres, Julio Luna, del Sindicato de Luz y Fuerza, Edgardo Bessone, de AMET, Pedro Mamaní, del Sindicato de Camioneros, y Pedro Esquivel, de la Unión Obrera Metalúrgica.

Comentá la nota