La relación entre el Municipio y Gobierno vuelve a complicarse por la retención de fondos

Calculan que, de diciembre, se adeudan unos 6 millones; además en lo que va de 2009 aún no se ha producido el goteo de coparticipación diaria. Se enviaron cartas documentos a funcionarios del Ministerio de Economía intimando al envío de los fondos y que se respete el decreto firmado por la gobernadora Fabiana Ríos, ante la gravedad de estar incurriendo en incumplimiento de deberes de funcionario público.
La relación entre el Municipio de Río Grande y el Gobierno provincial ha vuelto al camino de la falta de diálogo, que imposibilita una relación institucional adecuada, luego que, desde el Ministerio de Economía, aún no han enviado los fondos atrasados por coparticipación del mes de diciembre; a lo que se suman el goteo de enero -sobre el cual todavía no se recibieron fondos- y una falta de respuesta por parte de funcionarios de la cartera provincial.

Según precisó el secretario de Finanzas, Paulino Rossi, durante la semana se produjeron dos transferencias por 2,2 millones de pesos, aproximadamente, correspondientes a coparticipación de diciembre; sin embargo en base a los cálculos realizados sobre las publicaciones oficiales que hizo la administración provincial, adeudarían más de 6 millones de pesos, «incluso confirmamos que existen 4 millones de pagos en Tesorería no saldado y no obtenemos respuestas en cuanto a cancelar ésta deuda».

En este sentido, el Contador precisó que a todo esto se está acumulando «lo de este año, porque no hemos recibido ni un solo peso de la coparticipación de 2009, por lo cual la situación se está tornando muy complicada, es muy difícil dialogar con los funcionarios del Ministerio de Economía».

En base a ello, por éstas horas se están enviando cartas documentos al ministro Roberto Crocianelli y a los titulares de la Secretaría de Hacienda, la Tesorería General de la Gobernación y la Contaduría General, «pues no solamente se está reclamando la transferencia de los fondos, sino también la información, porque en la página de Rentas provincial no está publicada la recaudación de noviembre ni diciembre últimos, por lo cual estimamos que el monto que se está adeudando puede ser mayor, más aún que desde julio de 2008 no se saldaron los decretos definitivos de coparticipación», indicó Rossi.

Si bien no cuentan con la información detallada, calculan que lo que aún se adeuda por fondos coparticipables retenidos de diciembre y enero sería un importe que ascendería a los 7 u 8 millones de pesos, sin sumar los definitivos del año pasado.

«Afortunadamente la recaudación propia ha sido muy buena en los primeros días del año y con eso, sumado a un remanente, se pudo pagar el plus vacacional a empleados municipales, algunos pagos urgentes a proveedores, y de a poco estamos sacando los contratos mensuales; pero se nos está complicando porque hay muchas certificaciones que no las podemos afrontar», precisó el Secretario de Finanzas.

En las cartas documento se intima a los funcionarios a que, en el plazo de 48 horas regularicen el envío de los fondos retenidos indebidamente, advirtiéndoles que están ante incumplimiento de los deberes de funcionario público, por cuanto existe un decreto firmado por la gobernadora Fabiana Ríos que establece que se debe respetar en tiempo y forma el envío de éstos fondos, decisión que no está siendo respetada.

«Lamentablemente estamos siendo tratados como un proveedor más, están mandando fondos en función a la disponibilidad de caja; pero lo que deben tener claro los funcionarios provinciales es que los fondos que corresponden por coparticipación no son de la provincia, está establecido por la Constitución la transferencia hacia los Municipios, y no puede ser que discrecionalmente se utilicen para que paguen a sus proveedores o sueldos, o cualquier otra obligación corriente. Por ende estamos ante una clara retención indebida de fondos», enfatizó Rossi.

«Cuando logramos hablar con funcionarios provinciales nos argumentan que tiene problemas de caja, pero -insistió- no somos proveedores, tenemos la garantía constitucional de recibir esos fondos, por eso la retención es indebida», reclamó el Contador.

Al mismo tiempo el Municipio de Río Grande aún aguarda que desde el Gobierno provincial brinden una respuesta a la forma de pago de los casi 30 millones de pesos de deuda con que se inició el año 2008.

«Lamentablemente no hay ningún funcionario político que nos dé una respuesta sobre todo esto, entonces tenemos que seguir avanzando en las etapas judiciales, no tenemos otra alternativa», aseveró Rossi.

El Secretario de Finanzas, al mismo tiempo, ratificó la voluntad del Ejecutivo municipal de»establecer canales de diálogo», pero lamentó que «no se encuentran respuestas por el otro actor».

Además, insistió que los fondos que se están reclamando fueron utilizados por el Gobierno con otro fin, por lo que sostuvo que «habría que preguntarle el Tribunal de Cuentas, porque no estamos pidiendo fondos que no son de la provincia, sino de la ciudad, están garantizados por la Constitución, en caso que se hayan utilizado para otra cosa es malversación de fondos, por eso creo que los organismos de contralor de la provincia se encargarán de este tema».

40 millones

Es la cifra aproximada a la que ascenderían los fondos coparticipables que reclama el Municipio de Río Grande, sumando lo dejado por la gestión Cóccaro y lo generado por la gestión Ríos en los primeros meses de su administración, que llega a los 30 millones, como los casi 8 millones que no fueron enviados en diciembre y enero.

Comentá la nota