La UCR reiteró sus diferencias con las tareas en minoridad

El Servicio de Protección y Promoción de los Derechos del Niño respondió mediante declaraciones periodísticas a críticas formuladas desde la Unión Cívica Radical y especialmente del concejal electo Raúl Alí. En este sentido, el Comité Enrique Betolaza reiteró sus diferencias mediante un comunicado de prensa firmado por su presidenta Susana Dibbern.
La UCR manifiesta en el escrito que "para que un servicio funcione a través de una guardia telefónica las 24 horas del día, se debe hacer público el número, invitando a toda la población a llamar en caso de observar menores en situación de riesgo. Debiera tener la misma difusión que el 101, por ejemplo. Seguramente se contará para ello con la desinteresada colaboración de los medios".

Además señala: "Pensamos que proteger y promover los derechos del niño es actuar antes de que los mismos sean vulnerados", sobre lo cual observa que "si todas las noches se ven chicos de corta edad en la calle, expuestos a todo tipo de riesgos; si existe deserción escolar y hechos de violencia en las plazas, calles y escuelas, es porque se están vulnerando los derechos del niño a la salud, la contención familiar, la educación , la recreación, etc".

En este marco, plantea que se trata de "cuestiones que conocemos todos, no solamente los radicales, pero no se trabaja para hacer efectivos los derechos desde una oficina o esperando que llame el fiscal o la policía. Cuando eso sucede, ya sólo cabe la asistencia a las víctimas y/o victimarios".

Finalmente, el radicalismo local expresa que "nuestra intención no es polemizar con los empleados del servicio, sino plantear nuestras diferencias a los responsables políticos de asignar recursos e implementar programas".

Comentá la nota