Reiteran pedido por las alarmas comunitarias

En la última sesión ordinaria del año, volvió a tratarse la propuesta de instalar un sistema de alertadores electrónicos aprobado el mes pasado.

Los ediles quieren saber las actuaciones llevadas a cabo por el gobierno para poner en marcha la iniciativa.

El 14 de noviembre pasado, el Concejo Deliberante aprobó una ordenanza donde se planteaba la instalación de un sistema de alarmas comunitarias en distintos barrios de la ciudad.

Ayer, en la última sesión ordinaria del año, el bloque Unión Celeste y Blanca volvió a tratar el tema. Lo hizo mediante un proyecto de comunicación donde se le solicita información al Departamento Ejecutivo sobre las actuaciones que llevó a cabo para poner en funcionamiento dicha propuesta.

En las argumentaciones, los concejales consideran que “la inseguridad que reina en nuestra ciudad torna imprescindible tomar medidas urgentes”. Al respecto, marcan que “el estancamiento de la ordenanza en la Secretaría de Gobierno demora la puesta en marcha de este sistema, no cumpliendo con la misión por la cual fue creado, que es la de evitar en un gran porcentaje el accionar de los delincuentes en los sectores donde se implemente el mismo”.

Por otra parte, desde la bancada, Unión Celeste y Blanca expresa que “sería tremendo que hubiese que lamentar alguna víctima de la delincuencia en nuestra ciudad pudiéndose haberse evitado”.

“El sistema propuesto no requiere erogación de las arcas municipales, motivo por el cual resulta incomprensible el impedimento de la puesta en marcha. Conociendo las intenciones públicas de la intendenta en cuanto a la demora de los expedientes en las diferentes áreas, no entendemos tal retraso, ocasionado por la Secretaría de Gobierno, área conducida por un colaborador directo de la señora intendenta”, expresan los concejales.

La ordenanza aprobada hace más de un mes contempla la instalación en red -en una misma calle- de alarmas con luz, sonidos o combinadas con los dos elementos, que al ser activadas por los vecinos permitirán alertar a todo el barrio para dar aviso a la Policía.

Además, la normativa establece la conformación de una red telefónica entre los vecinos incluidos en el sistema de alarmas, y la utilización de elementos que faciliten señalar una situación de emergencia, mediante la utilización de pulsadores, sirenas, reflectores y detectores.

Sobre el modo y el financiamiento para la construcción de los alertadores electrónicos, en su artículo tercero la ordenanza sugiere al Departamento Ejecutivo que gestione con colegios técnicos y otras instituciones en el marco de tareas de “compromiso social y comunitario de alumnos y docentes”.

El artículo siguiente determina que el Ejecutivo deberá dictar normas complementarias para lograr “el correcto funcionamiento del área encargada de la puesta en marcha y control del sistema de alarmas, optimizar la comunicación, entendimiento y cooperación entre la comunidad y la Policía”. Las estrategias que deberá brindar el municipio también apuntan a “proponer cursos de acción y procedimientos adecuados tendientes a satisfacer las inquietudes expuestas en las juntas zonales y foros vecinales”, como así también a “recorrer el área asignada por circuitos, fechas y horarios preestablecidos a fin de recibir inquietudes, quejas o denuncias en materia de alarmas comunitarias”.

El dato

La ordenanza que establece la implementación de un sistema de alarmas comunitarias fue aprobada el 14 del mes pasado. Todavía no se implementó.

Proyectos relacionados con el tránsito

El interbloque Frente Unión Vecinal (FUV) presentó un proyecto de comunicación donde se le solicita al Departamento Ejecutivo que proceda, por el área que corresponda, al repintado de las demarcaciones de los espacios habilitados como estacionamientos en las calles circundantes a la plaza Colón.

Los ediles del FUV consideran que si bien “es necesario un proyecto estructural y una decisión política en materia de transporte y tránsito, debemos comenzar con el ordenamiento del estacionamiento, en función a los espacios disponibles y establecidos a tal efecto”.

En las argumentaciones, además, se menciona que las calles circundantes a la plaza Colón “son las de mayor demanda de estacionamiento de la zona céntrica” y que la demarcación de los espacios habilitados para estacionar “ha desaparecido parcialmente por el uso, y a la fecha se hace necesario reestablecer a efectos de evitar el desorden y lograr un aprovechamiento mayor de los mismos”.

También en la sesión de ayer, el FUV presentó una iniciativa mediante la cual se plantea establecer el sentido único de circulación en las calles Cervantes (de Este a Oeste), Ugarte (de Oeste a Este) y Chávez (de Este a Oeste), entre las calles Francia y 9 de Julio.

Comentá la nota