Se reiteran los incendios intencionales

En virtud de las condiciones climáticas imperantes, especialmente en lo que hace a la escasez de lluvias, se han reiterado los incendios de pastizales; tanto en la parte urbana como en la zona rural.
Uno de los últimos, al menos en lo que hace a su magnitud, que llamó la atención fue el registrado en las primeras horas del miércoles, en un predio de calle 35 entre 19 y 20. Allí acudieron los bomberos voluntarios para cumplir con su labor.

Al llegar al lugar los beneméritos servidores públicos se encontraron con tres focos ígneos que ardían simultáneamente. La primera reacción fue atribuir el origen del fuego a la acción intención, aunque ello no había sido totalmente comprobado. Las características, y especialmente la distancia entre sí, abonada la presunción de que manos humanas habían tenido intervención en el inicio del siniestro, el que -afortunadamente y por acción de los bomberos- no pasó a mayores.

En esta época, y con las condiciones de falta de humedad en los pastos, es común que se generen incendios de pastizales. Igualmente a los ojos entrenados de los bomberos no le han pasado desapercibidos ciertos detalles que permiten vincular uno hecho con otros. Aparentemente se repiten algunas características, por lo cual se ha pasado a pensar que no siempre se trata de obra de la naturaleza.

Incluso se habla de la existencia de una persona y de un vehículo que podrían despertar sospechas, y sobre cuyos pasos se estaría poniendo el foco de atención a fin de poder establecer algunas precisiones, para eventualmente procurar poner freno a estas actitudes.

Comentá la nota