Las reiteradas promesas de construcción del acueducto del Río Colorado

La crisis hídrica que atraviesa la ciudad sigue preocupando, si bien en estos momentos no estamos en época de altas temperaturas. Las lluvias de los últimos días ayudaron a aliviar la situación, aunque la cota del dique continúa por debajo de la línea de emergencia hídrica.
Por todo esto, la solución definitiva al problema del abastecimiento de agua parece ser la tan prometida obra del acueducto desde el río Colorado.

De hecho, en la reunión que la semana pasada mantuvieron con el Ministro de Planificación Julio De Vido, los intendentes de Bahía Blanca, Gustavo Bevilacqua, y de Villarino, Patricia Cobello, plantearon la necesidad de llevar a cabo el mega-proyecto.

No obstante, el funcionario nacional se mostró cauteloso y no quiso arriesgar fechas sobre una posible realización de los trabajos.

La realización del mega-proyecto del acueducto del Río Colorado fue anunciada en infinidad de oportunidades en los últimos años.

El 7 de mayo del 2009, cuando la situación era preocupante por el notable descenso de la cota del dique Paso de las Piedras, la por entonces Ministra de Infraestructura bonaerense María Cristina Álvarez Rodríguez anunció que la provincia ya había realizado las “evaluaciones pertinentes” para la realización del acueducto.

Ya para el 19 de noviembre del 2009, durante un acto en el que anunció obras para diferentes localidades del país, Julio De Vido aseguró que el proyecto se encontraba “muy avanzado” y que su licitación se llevaría a cabo en breve.

A principios del 2010, la Ministra Álvarez Rodríguez volvió a realizar las mismas promesas.

Según planteó, la Provincia realizaría “lo humanamente posible” para poder financiar la obra, junto a los gobiernos Nacional y Municipal.

El 30 de marzo de 2010, nuevamente Álvarez Rodríguez visitó Bahía Blanca y anunció que el proyecto para la mega-obra ya había sido elaborado y se encontraba presupuestado.

El 14 de abril de 2010, el gobernador Daniel Scioli anunció que se estaba avanzando en la construcción del acueducto, y adelantó que el Gobierno se encontraba diagramando la licitación de la obra.

El 24 de noviembre, luego de una serie de dudas planteadas desde la oposición, el por entonces intendente en uso de su cargo Cristian Breitenstein intentó llevar tranquilidad y afirmó que el proyecto se encontraba dentro del presupuesto nacional.

Varios meses más tarde, a raíz de nuevos problemas con el abastecimiento de agua en la ciudad, el tema volvió a salir a la luz.

Para el 29 de agosto del año pasado, el diputado provincial Iván Budassi dijo en Frente a Cano que el proyecto se encontraba maduro y listo para salir a licitación.

Pese a las reiteradas promesas, hasta el momento el famoso proyecto no se ha conocido oficialmente, y mucho menos se puede hablar de una fecha concreta para su realización.

Coment� la nota