La OMS reitera consejo sobre uso de Tamiflu

La Organización Mundial de la Salud repitió que su uso es recomendable, incluso en los grupos de riesgo. Echa por tierra un alerta de investigadores británicos que dijeron que los niños no deben ser tratados con antigripales
El miércoles, la Organización Mundial de la Salud (OMS), indicó que adultos y niños severamente enfermos con influenza A H1N1 o en alto riesgo de sufrir complicaciones deben ser tratados con antivirales como Tamiflú. De todas formas, aclaró que las personas sanas o con síntomas leves no deben medicarse con las drogas para combatir esa cepa de gripe.

La agencia de Naciones Unidas reiteró el consejo emitido por primera vez el 21 de mayo sobre el uso de antivirales para pacientes infectados con el virus H1N1, que puede recetarse a personas de más de un año de edad.

"La OMS sigue recomendando el uso de antivirales como tratamiento para las personas que están muy enfermas o en riesgo de sufrir otras complicaciones de salud", dijo en un comunicado enviado a periodistas.

El tratamiento antiviral inmediato con oseltamivir, el nombre genérico para el Tamiflu fabricado por el laboratorio suizo Roche Holding, está recomendado para grupos "en riesgo", incluyendo mujeres embarazadas. "Los antivirales no necesitan ser administrados a individuos saludables que presenten síntomas leves de gripe", agregó.

Investigadores británicos dijeron esta semana que los niños no deben ser tratados con medicamentos antigripales como Tamiflu porque no está claramente comprobado que previenen complicaciones y podrían provocar más daños que beneficios.

El grupo pidió revaluar el uso generalizado de antivirales en niños menores a 12 años a la luz de un análisis de datos clínicos de otros brotes de gripe estacional, que mostraron escasos beneficios y efectos secundarios potencialmente nocivos.

En su comunicado, la OMS dijo que su panel de expertos había revisado recientemente sus lineamientos sobre el uso de antivirales como tratamiento para los pacientes con gripe pandémica H1N1. Los expertos tuvieron en cuenta evidencia clínica, incluyendo la usada por los médicos del British Medical Journal, pero la OMS destacó que estos datos hacían referencia a la gripe estacional y no a la pandémica H1N1.

Comentá la nota