Reintegros irregulares

Estas agroindustrias conforman uno de los sectores que más se benefician con los bonos de bienes de capital que el Gobierno otorga como incentivo productivo, para evitar la importación de maquinaria, sin embargo, las demoras en los pagos complican mucho la realidad productiva.
"En eso estamos muy mal, porque entre IVA, IVA técnico, IVA de exportación, bonos y demás, tiene retenida una cantidad de dinero muy importante para lo que es la empresa hoy, teniendo en cuenta la condición del mercado, para como está la actividad". Desde comienzo de año, cuando los empleados y directivos de Richiger se habían unido a la manifestación de las tres rurales de la zona en la rotonda de Sunchales, no hubo ningún avance en esta situación. "No lo han regularizado y no hay miras que lo hagan, llevamos una mayor demora porque hemos cobrado muy pocos reintegros", apuntó Jorge Hoffman, de Richiger.

Las empresas del sector tienen en estas devoluciones un gran caudal de capital, que al retrasarse complica la continuidad productiva, desde la compra de maquinaria agrícola, hasta la cobertura de gastos fijos. La disponibilidad de ese dinero de manera regular, haría que en las industrias no se mida todo en el día a día, como desde hace tiempo y por un lapso largo se seguirá haciendo.

Comentá la nota