El Reino Unido rechazó la ley que estableció los límites de Tierra del Fuego

La cancillería británica entregó una nota diplomática a la embajada argentina en Londres en el que se manifiesta en contra de la ley promulgada por el Congreso en diciembre último que terminó por definir los límites de Tierra del Fuego y que incluye a las disputadas islas. "El Reino Unido rechaza firmemente esa ley", afirmó el canciller británico, Chris Bryant, sobre la norma que incluye a parte de la Antártida. Bryant dijo que Gran Bretaña no tenía dudas sobre su soberanía sobre las Islas Malvinas y varios territorios más que la ley argentina fijó dentro de los límites de su provincia, como las Islas Georgias del Sur, las Islas Sandwich del Sur y el territorio antártico británico.
Casi tres décadas después de la Guerra de Malvinas, las tensiones sobre las islas siguen presentes. Los indicios sobre la posible existencia de grandes reservas de petróleo en la zona han aumentado las apuestas sobre la disputa.

Según se especula, la ley que fijó los limites provinciales, demandada por mucho tiempo por las autoridades provinciales, implicarían que el Gobierno provincial podría recaudar regalías de las operaciones costa afuera de las empresas petroleras, los que antes eran pagados a las autoridades nacionales.

La oposición británica conservadora, favorita a ganar las elecciones de junio, apoyó el rechazo gubernamental a la ley argentina. "Ellos (los territorios) son soberanos del Reino Unido, y condenamos los intentos de cualquier Gobierno extranjero de señalar algo distinto", dijo en un comunicado el portavoz en materia de política exterior del partido conservador, David Lidington.

El año pasado, Argentina y Gran Bretaña interpusieron reclamos sobre una porción grande del Atlántico Sur, en torno a las Islas Malvinas, con lo que fijaron el escenario para una batalla por el control de las potencialmente ricas reservas de petróleo y gas.

El diario The Guardian citó estudios que dijeron que habría 18.000 millones de barriles de petróleo en la zona de las Malvinas.

Comentá la nota