Con el reinicio de la actividad judicial asume la presidencia del Superior Tribunal la jueza Battaini

La jueza María del Carmen Battaini asume la presidencia del Superior Tribunal de Justicia, en coincidencia con la reanudación de la actividad normal en todos los tribunales de la provincia, al concluir la feria judicial.
Tal como lo establece la Constitución, la presidencia del máximo órgano judicial de la provincia, se intercala entre los tres miembros que lo componen. En la actualidad hay sólo dos vocalías ocupadas, una de ella todavía está vacante. Hasta el 31 de enero de este año la presidencia la ocupó el Juez Carlos Gonzalo Sagastume. A partir del 1º de febrero y hasta fines de enero de 2010 la ocupará la doctora Battaini, quien además está a cargo de una de las vicepresidencias de la Junta Federal de Jueces de todo el país.

La disposición se emitió en cumplimiento de lo establecido en el segundo párrafo del artículo 155 de la Constitución Provincial y el artículo 33 de la Ley Orgánica del Poder Judicial N 110, que determina la designación de las autoridades del Tribunal.

En la misma se planteó la necesidad de designar al miembro del Superior Tribunal que presidirá el Consejo de la Magistratura. En cumplimiento de dicha manda designaron a la jueza María del Carmen Battaini como presidenta del Superior Tribunal de Justicia, para el ejercicio de dicha función del 1 de febrero de 2009 al 31 de enero de 2010. Sagastume fue designado vicepresidente del Superior durante el mismo período.

Por otra parte Sagastume integrará y presidirá el Consejo de la Magistratura durante este añomientras que Battaini será suplente.

Según publica El Sureño, espera que este año se pueda avanzar en la regularización institucional de la corte fueguino, ya que de un tiempo a esta parte por diversas razones ha funcionado con sólo dos vocalías ocupadas.

Ocurrió primero con la deserción del doctor Ricardo Klass, cuya vacante fue cubierta por el juez Carlos Gonzalo Sagastume. Ahora, desde marzo del año pasado, está vacante el lugar que dejo el doctor Mario Robbio, quien accedió a su jubilación ordinaria.

Comentá la nota