Se reinician las actividades

El bruerismo intenta reunir quórum propio para sesionar la semana próxima, a demanda del Ejecutivo. Definen la integración de las comisiones. Rumores de nuevos alineamientos en el kirchnerismo
Urgido por presiones del departamento ejecutivo, los ediles del bloque bruerista mantendrán hoy una reunión de bloque, la primera formal desde fines del año pasado, para seguir discutiendo la integración de las comisiones de trabajo del cuerpo y, fundamentalmente, para contar los "porotos" del quórum propio que les permita votar el miércoles o jueves de la semana que viene las ordenanzas postergadas desde fines de diciembre.

Se trata de proyectos como los cambios al estacionamiento medido, que incluiría la posibilidad de comprar un abono para el mismo, así como un aumento de 50 centavos en el valor de la hora, que hoy es de 1 peso. También la expropiación del terreno que la empresa Gualtieri SA tiene en el Parque Industrial I, y que no utiliza desde su adquisición, hace 13 años. Otro punto será la renovación del alquiler a la empresa Telefónica de un predio municipal, en el que están instaladas antenas de telefonía celular.

Respecto de las comisiones, la mayoría de los ediles opositores se enteraron por los medios de comunicación de las presuntas ofertas de presidir algunas de las mismas, como es el caso de Seguridad para Gastón Crespo (GEN), o participación comunitaria, en la que renovaría Daniel Caferra.

Particular atención requerirá la distribución final de las comisiones más importantes entre los miembros del bloque oficialista, en las que tienen destacada participación las concejales kirchneristas Lorena Riesgo (Hacienda), Silvana Soria (Legislación) y el edil Miguel Forte (Transporte). Por contrapartida, desde el kirchnerismo "alakista" están haciendo correr la versión de la constitución, en poco tiempo más, de un nuevo bloque integrado por siete ediles, en los que se contarían, además de los dos propios (Sebastián Tangorra y Teresa Urriza) y los tres mencionados anteriormente, a Carlos Melzi y al dirigente sindical de los trabajadores de edificios Juan Lotumolo.

De todas maneras, estas versiones deben ser tomadas como parte de la guerra de "operaciones de prensa" que vienen librando los sectores brueristas y kirchneristas entre sí, a partir del sesgo "municipalista" que parece querer imprimirle a su espacio el intendente platense, y la tensa relación que mantiene con Néstor Kirchner.

Comentá la nota