Regulan acceso a cotos de pesca

Por segundo año consecutivo, la Secretaría de Desarrollo y Ambiente Humano implementó el sistema de acceso ordenado de pescadores locales a los cotos distribuidos a lo largo del río Grande. Quedó prohibida la actividad para quienes accedan caminando por la ribera o navegando el curso de agua.
Por segundo año consecutivo se encuentra en implementación el sistema de acceso ordenado al río Grande para la pesca deportiva.

Este curso de agua, que está sujeto a un régimen de cotos desde 1994, cuenta con una capacidad de 36 cañas gratuitas para residentes y 89 cañas pagas, distribuidas a lo largo de su curso. El establecimiento de cupos de cañas responde tanto a la necesidad de conservación del recurso como a promover su uso racional.

En la temporada 2008-2009, la Secretaría de Desarrollo Sustentable y Ambiente comenzó a implementar este sistema de distribución del cupo de cañas gratuitas en el río Grande. Éste es un mecanismo más ordenado y menos arbitrario de acceso, que busca garantizar la conservación del recurso y el goce efectivo del derecho a pescar.

Para la presente temporada, dicho sistema fue consolidado mediante resolución 642/09. En la misma, se establecer que sólo se puede acceder a pescar en cursos y cuerpos de agua del dominio público ubicados en cotos de pesca, mediante el sistema de accesos administrado por la Dirección General de Recursos Hídricos; además, se otorgan tantas reservas como permite el cupo de cañas gratuitas asignado a cada sector del río. No pueden pescar en dichos sectores del curso de agua aquellos que ingresen a los mismos ejerciendo su derecho de caminar por la ribera de los ríos o de navegar por el río. Se deben respetar los horarios de tranquera establecidos para cada sector. Cada pescador debe respetar el sector de pesca que le sea asignado. También se establece un régimen de sanciones para quienes no respeten las normas del sistema.

Desde la implementación del sistema mejoraron las condiciones de acceso

Es importante destacar que desde la implementación de este sistema en la temporada pasada, fruto de un importante proceso de diálogo en el que participaron los actores centrales de la pesca deportiva, las condiciones de acceso al río Grande han mejorado sustancialmente. El sistema dota de transparencia a la distribución del cupo de cañas gratuitas, establecido para los pescadores locales, y garantiza equidad en el ingreso, sin poner en riesgo la conservación del recurso. El criterio de cupo de cañas establecido como medida de protección del recurso pierde sentido si el acceso a la pesca no se regula de forma tal que el mismo no se vea sobrepasado.

El sistema ha sido implementado en primera instancia en el río Grande, dado que es el curso de agua con mayor demanda de pescadores y aquel en el que se concentran los cotos de pesca. No obstante, desde la Secretaría de Desarrollo Sustentable y Ambiente, en diálogo permanente con clubes de pesca, guías, propietarios y otros actores de la actividad, se está trabajando en la puesta en valor de los cerca de 200 cuerpos y cursos de agua con capacidad pesquera de la Provincia, buscando generar en todos ellos las condiciones óptimas para ejercer una actividad de fuerte raigambre cultural en nuestra comunidad.

Los pescadores que deseen pescar en los cotos del río Grande, deberán realizar una reserva vía telefónica al (02901) 435398 (int. 107) o al (02901) 15 562916, de lunes a viernes entre las 9 y las 15, con el sólo requisito de contar con un permiso de pesca vigente.

Comentá la nota