La ley que regula el cierre de locales bailables a las 4 de la mañana entraría en vigencia a partir de marzo.

La ley que regula el cierre de locales bailables a las 4 de la mañana entraría en vigencia a partir de marzo.
n entrevista recogida por nuestro medio, el Ministro de Gobierno y Justicia, Julio Costas, expresó que la ley que establece el cierre de locales bailables a las 4 de la mañana entraría en vigencia a partir del mes de marzo.
Expresó que el problema que se enfrenta en la actualidad es la determinación del órgano de aplicación para el interior de los locales por parte de la policía de la provincia, entendiendo que debe ser el Departamento Judicial, ya que es el capacitado para llevar adelante este tipo de tareas. Comentó que esto ya fue planteado en diálogos mantenidos con el Jefe de la Policía de la Provincia, y que se cuenta con este Departamento en la Capital y en la ciudad de San Pedro, “pero en el resto de la provincia, no por lo que en el curso de este mes se va a hacer una especie de selección de los efectivos de las distintas regionales que no tienen esta unidad especial, para capacitarlos en la capital acerca de la aplicación de esta ley, y poder ponerla efectivamente en vigencia los primeros días de marzo”.

En cuanto a reuniones mantenidas con empresarios, Costas expresó que antes de fin de año mantuvo algunas reuniones con empresarios, y que de todas maneras la ley es una decisión del Poder Ejecutivo, “un proyecto que fue enviado y fue votado en su gran mayoría por la legislatura de la provincia que compartió la necesidad de tender a regularizar o al menos de aminorar de alguna manera las problemáticas que causa la salida de los boliches bailables a las 6 o 7 de la mañana, entiendo de que esta normativa tiene un respaldo importante, que ha sido votada por un número muy importante de diputados de la legislatura, es cierto de que como toda norma de carácter nuevo y que pone límites va a significar un tacto en los primeros meses o fines de semana de su aplicación pero seguramente vamos a tener que recurrir a la conciencia fundamentalmente de los padres de tal manera de evitar de que estas cosas que ocurren con el alcohol y la violencia se repitan”.

El funcionario expresó además que en cuanto se tenga la reglamentación de la ley y el mecanismo interno de la policía de la provincia, se reunirá “no solamente con la municipalidad de la capital, porque esta es un ley de carácter provincial que es aplicable en toda la geografía de la provincia, de tal manera que seguramente vamos a convocar a los intendentes, a los comisionados municipales, a fin de que podamos desarrollar una tarea conjunta”.

En otro orden de cosas, Costas comentó que en la zona de Alto Comedero se está finalizando la construcción del nuevo Instituto de Seguridad Pública, terminado en un 95%, y considera que de no presentarse inconvenientes, se podría estar inaugurándolo en los primeros días de marzo. Costas expresó además que esta semana el Instituto está trabajando de forma normal, realizando los últimos estudios vinculados a la incorporación de nuevo personal a la Policía de la Provincia y al Servicio Penitenciario, y que la construcción de este nuevo edificio significa la posibilidad de trasladar la realización de algunas actividades al nuevo centro, aunque “en realidad son 6 aulas, seguramente nos va a hacer falta mas espacio físico, y contemplar la posibilidad de seguir edificando con vista al futuro en un año que es económicamente difícil, pero es importante que vayamos ocupando ese lugar, que los aspirantes desarrollen su tarea allí, a pesar de que no vamos a poder dejar del todo el espacio físico que hoy ocupa el instituto frente a Plaza Belgrano”.

Consultado sobre si los efectivos policiales cuentan con los elementos básicos necesarios para prestar servicio, el funcionario respondió afirmativamente y añadió que días pasados recibió una comunicación de la Secretaría del Interior dependiente del Ministerio de Seguridad y Derechos Humanos, la cual le informó que el pedido de nuevas armas gestionado en Diciembre al Ministro Aníbal Fernández se haría efectivo en 60 o 90 días, permitiendo destinar esos fondos a la reparación y equipamiento de móviles policiales y para que “cada uno de los policías tenga los elementos suficientes como para prestar un servicio eficiente”.

Comentá la nota