Regresó Cristina, no habló de Cobos y hoy recibe al presidente mexicano

Por: Leonardo Mindez

Cristina Kirchner y el mexicano Felipe Calderón visitarán este mediodía el mural olvidado de David Alfaro Siqueiros, "Ejercicio plástico". La obra es de 1933, pero su título bien podría referir a lo que necesitan la Presidenta y su vice para llegar juntos hasta 2011.

Enfrentados desde la noche del "no positivo", hace ya cuatro meses, Cristina regresa hoy a la Casa Rosada y Julio Cobos, al Senado, después de una semana en la que el vice aprovechó la ausencia presidencial para desempolvar su despacho en Gobierno con algunas audiencias.

Desde el norte de África, Cristina pidió detalles y se mantuvo al tanto de los movimientos de su vice. Le corrió un frío por la espalda ante la posibilidad de que vetara la ley que restatizó todas las jubilaciones. Pero no hizo ninguna mención pública sobre Cobos durante el viaje, ni cuando pisó Aeroparque, ayer por la mañana.

Fue Néstor Kirchner el encargado de la reprimenda oficial -con la confesión de que su esposa le reprocha cada mañana el haberle "puesto" al mendocino de vice-, pero el malestar por los últimos movimientos de Cobos y su acercamiento al radicalismo se agudizó en todo el Gobierno.

Tras su gira de negocios por el Magreb, la Presidenta se convertirá hoy en anfitriona de su par mexicano, que llegó anoche al país acompañado de una delegación de empresarios.

Cristina recibirá a Calderón en su despacho para poner en marcha el Consejo de Asociación Estratégica entre Argentina y México. Luego caminaran hasta la Plaza Colón, detrás de la Casa Rosada, para observar las tareas de restauración del mural de 6,71 metros de largo por 3,5 de alto que el mexicano Siqueiros pintó en la quinta de Natalio Botana y que permaneció las últimas décadas separado en fragmentos y abandonado en un depósito de San Justo. La idea es que la obra del artista mexicano sea emplazada en la ex Aduana Taylor como parte de los festejos por el Bicentenario.

Habrá un almuerzo en el Palacio San Martín que compartirán los funcionarios de ambos países y, por la tarde, empresarios argentinos y mexicanos participarán en un seminario para explorar nuevas posibilidades de inversiones e intercambio comercial bilateral.

Pero el punto más sensible de la agenda será el acuerdo que firmarán el ministro de Justicia, Aníbal Fernández y el procurador general mexicano, Eduardo Medina Mora, para aumentar la cooperación en la lucha contra el narcotráfico y el lavado de dinero, en momentos en que los narcos mexicanos ya han hecho pie en territorio argentino.

Comentá la nota