No se reglamentó la ley que establece la lucha contra el consumo de alcohol

Según la Ley 5.191, luchar contra el alcohol debe ser "política de Estado". Fija la creación de un fondo económico.
La Ley 5.191 fue sancionada en 2006 y declara de Interés Provincial y Política de Estado la lucha contra el consumo excesivo de alcohol y otras adicciones, dentro del contexto normativo de la Ley Nacional 24.788 de Lucha contra el Alcoholismo y de la Ley 23.737 Régimen Penal de Estupefacientes, ambas de orden público, así como el de la Ley Provincial 4563 de Prevención de la Drogadicción.

Pero hasta el momento y pese a la necesidad imperiosa de contar con ella, la ley no fue reglamentada.

Si el órgano se pusiera en vigencia, Catamarca contaría, entre otras cosas, con un programa interministerial de prevención destinado a los jóvenes y un fondo económico provincial para la lucha contra el alcoholismo.

Teniendo en cuenta que en la provincia no existe un centro público donde pueda rehabilitarse a las personas con problemas de alcoholismo, y más aún considerando que, según la última encuesta de SEDRONAR, Catamarca es la primera provincia en el NOA en consumo de alcohol -donde la franja etárea más afectada es la de jóvenes y adolescentes- la no reglamentación de este instrumento, que provee de herramientas necesarias para combatir este flagelo, parece fruto de la desidia.

El responsable de esta tarea, que lleva tres años de demora, es el Poder Ejecutivo.

La ley engloba la lucha contra el consumo excesivo de alcohol en diferentes artículos. La prohibición de la venta de bebidas alcohólicas a toda persona, aun a mayores de 18 años, en el horario de 23 a 8, es el primer argumento que busca contrarrestar las consecuencias del alcoholismo.

En el marco de creación de un programa de prevención, la normativa compromete el trabajo coordinado de los ministerios de Salud, Educación, Gobierno y Justicia y Desarrollo Social, así como de los organismos municipales competentes, siempre que determinen las respectivas ordenanzas de adhesión.

Propone la creación de un fondo económico de lucha contra el alcoholismo, con el dinero de las multas obtenido por la aplicación de la norma que sería depositado en una cuenta específica.

Comentá la nota