La CGT regional finalmente fue normalizada en medio de una amplia adhesión de los gremios de Campana y Zárate

Nelson Palacios, de Químicos, y Alberto Naredo, de Camioneros, fueron elegidos como secretarios general y adjunto, respectivamente
Con una gran adhesión de los gremios de Campana y Zárate, la CGT regional quedó normalizada luego de muchísimo tiempo, en el marco de una asamblea realizada ayer, en la vecina ciudad en donde se ratificó al frente de la misma al líder de los trabajadores químicos, Nelson Palacios.

El acto fue encabezado, por el secretario adjunto de la CGT, el metalúrgico Juan Belén, e integrantes del secretariado de interior que conduce Gerardo Benegas, quien estuvo ausente ayer.

Precisamente, fue su segundo Miguel Paniagua, quien presidió la asamblea normalizadora en donde finalmente se ratificó a Palacios. Pero antes se cumplieron todos los plazos legales: la elección de la comisión de poderes, que a su vez presentó como moción a los integrantes de una junta electoral, también aprobada por los presentes. En total, 60 delegados de 26 gremios, formaron parte de la votación.

Por una moción del dirigente de la UOM Abel Furlán, se sesionó con el nombre del recientemente desaparecido líder metalúrgico, Ángel Recupero.

La emoción de los presentes se fue incrementando, hasta llegar el momento de la elección de la lista de unidad "Azúl y Blanca", encabezada por Palacios, acompañado por el secretario de los camioneros Alberto Naredo, como secretario adjunto. El secretario gremial será Armando Decoster de la UOM, el secretario de organización será Cesar Robina (Petroleros), de prensa Ezequiel Telleria (ASIMRA), de intereses marítimos y portuarios Carlos Garcia (SOMU) y de actas Julio Guaraz (del SUTERH), entre otros. Además integran la conducción regional, los gremios municipales y de comercio de ambas ciudades, la UOCRA, ANSES, SUPA Bajo Paraná, Apuntadores, Sadop, SUTIAGA, Papeleros, Sindicato de Televisión, Federación Maritima, UATRE Lima, Obras Sanitarias y Marina Mercante, entre otros.

"Nunca hemos bajado los brazos siempre hemos estado trabajando por los trabajadores", aseguró Palacios, que si bien conducía de hecho la CGT, ahora se logró su normalización institucional. Durante su discurso de asunción también realizó un llamamiento a los gremios que ayer no estuvieron presentes, a que se integren a la CGT. "Acá no hay sectarismo. La idea de lograr esta unidad de todos los gremios, va a redundar en beneficios para los trabajadores, no para esta conducción", aseguró. El mismo plenario, lo habilitó para que pueda aceptar a cualquier otro gremio que se quiera sumar.

"Quiero felicitar a todos los gremios por esta unificación. Esto me lo había pedido Angelito Recupero -aseguró Belen en medio del aplauso generalizado de todos- y estamos cumpliendo".

Del acto, participó también Monseñor Oscar Sarlinga, quien bendijo a los presentes y oró por el éxito de la nueva conducción.

Comentá la nota