REGIÓN | TRANSPORTE SIN HABILITACIÓN Riquelme admitió que “es difícil sacar las mafias de las combis”

En las inmediaciones del Puente La Noria se producen serias irregularidades en el transporte público, ya que es habitual la circulación de combis, colectivos y remises que no cuentan con habilitación y que además presentan un estado deplorable. Ante esta situación el titular de la dirección de Tránsito municipal, Julio Riquelme manifestó: “Para erradicar las formaciones truchas tendremos que tener inspectores las 24 horas y espero que ese proyecto se apruebe cuanto antes”.

Desde hace años surgieron reclamos vecinales contra las decenas de formaciones ilegales que circulan por la cercanía de Puente La Noria que incluyen combis, colectivos y remises que no cuentan con las autorizaciones correspondientes para funcionar como transporte público. Ante las denuncias y en diálogo con Info Región, el titular de la dirección de Tránsito municipal, Julio Riquelme, sostuvo: “El tema es muy complejo, lamentablemente son una mafia y yo me hago cargo de la responsabilidad que tengo. Estamos incautando combis todo el tiempo pero estos personajes se reproducen”.

Y con respecto a la erradicación de los vehículos indicó: “Para sacar las formaciones truchas tendremos que tener inspectores las 24 horas y espero que ese proyecto se apruebe cuanto antes”.

Los autos que funcionan como remis se encuentran en muy mal estado y son peligrosos para los mismos usuarios, que muchas veces acceden al servicio por una cuestión de presupuesto o simplemente porque son los únicos que ingresan a los barrios periféricos.

La clandestinidad en la que trabajan estos sectores pone en riesgo la seguridad de los pasajeros, no sólo porque los vehículos se encuentran muy deteriorados sino porque también transportan una cantidad de personas que supera la capacidad con la que cuenta cada unidad.

Por la terminal de Puente La Noria atraviesan decenas de colectivos que cuentan con la correspondiente autorización y en el medio de ellos aparece el transporte ilegal que no sólo tiene un estado deficitario sino que supera la capacidad de pasajeros.

A simple vista se observa la gran cantidad de formaciones ilegales que atraviesan por la zona y hasta tienen parada en una de las esquinas. La gente se sube en cantidad a los viejos autos para trasladarse hasta su casa.

“Son infinidades de vehículos, que resurgen constantemente. Por ejemplo, hemos incautado la misma camioneta en tres o cuatro oportunidades y lo que hacen es pagar la multa de 2000 pesos y vuelven a circular”, sostuvo.

Según indicó el funcionario, para solucionar el problema que aqueja a los vecinos desde hace muchos años se deberá instalar una sede de la dirección de Tránsito en las adyacencias de Puente La Noria para que el control sea mayor.

“El proyecto es tener un destacamento allí que será la solución definitiva a la problemática, pero el vecino tiene que colaborar tratando de no tomar esos autos o formaciones porque no se dan cuenta que es un arma”, explicó Riquelme.

Comentá la nota