REGION SANITARIA III Capacitan como promotores de salud a ciudadanos mapuches

Funcionarios del Ministerio de Salud de la provincia de Buenos Aires arribaron a Junín para brindar capacitación como promotores de salud a ciudadanos mapuches y de otras culturas originarias.
La jornada tuvo lugar en la Región Sanitaria III y recogió una importante aceptación en el sector al que estaba dirigida, incluso con la participación de personas que llegaron desde partidos de la región.

Como ocurre con la preparación que reciben los diferentes actores de la sociedad, el objetivo de estos cursos es identificar las necesidades de la comunidad, diseñar, desarrollar, y evaluar acciones de prevención y promoción de la salud a partir del trabajo solidario y cooperativo.

El director de Derechos Humanos y Asuntos Indígenas de nuestra ciudad, Oscar Farías, explicó que la nueva propuesta consiste en “instruir a hermanos de pueblos originarios”.

Al respecto agregó que “en el caso de Junín la mayoría es mapuche, aunque tenemos descendientes de huarpes y comechingones”.

Para esta labor, el Consejo de Participación Indígena designó a seis jóvenes mujeres, que estarán abocadas a sembrar conocimiento en los interesados en este tipo de actividades. Farías destacó que las clases cuentan con la asistencia de gente de Bragado, 25 de Mayo y Los Toldos.

Por su lado, Elina Aguilar, del Movimiento Indio bonaerense, destacó que la meta es “continuar con lo que desde hace un par de años veníamos haciendo y también buscamos el rescate la revalorización de nuestra cultura”.

“Yo soy de origen coya y puedo asegurar que la ambición más importante que perseguimos es dejar de ser un NN, que se nos reconozca como pueblos originarios, que dejen de decirnos indígenas o aborígenes. Pero también Está en nosotros que nos brindemos hacia esa posibilidad”, advirtió.

Pese a que la intención del Movimiento Indio es desplegar lazos de integración con el mundo de la medicina moderna en toda la provincia de Buenos Aires, Aguilar reconoció que “falta mucho por recorrer porque somos muy, apenas cincuenta personas, pocos para 134 municipios”.

Sin embargo, no se olvidó de subrayar que “Salud fue la única estructura que nos abrió las puertas para poder trabajar”.

En tanto, Oscar Farías agregó que a esta alternativa se suma la posibilidad de la farmacopea, o sea de compartir con los médicos huincas (blancos) la medicina ancestral originaria, “cosa que Elina ha trabajado muy bien en Olascoaga – partido de Bragado-, con el reconocido referente Máximo Coñequín”.

“Coñequín apela a todo su bagaje de enseñanzas milenarias y lo vuelca en un programa con el Ministerio de Salud. Esto se repite en muchos otros lugares de la provincia, con gente de descendencia milenaria que reside en esas regiones y manifiesta su deseo de intervenir en este tipo de cuestiones”, afirmó.

Comentá la nota