"La región está bastante mejor"

Rubros como el de sembradoras están trabajando bien, en tanto otros todavía sienten los efectos del conflicto con el campo. Las empresas grandes han vuelto a la jornada laboral del 8 horas, pero para los talleres metalúrigos la situación sigue complicada.

"La región está bastante mejor", sostuvo el secretario de la Producción de Armstrong, Lic. Adrián Titarelli, en tanto que para el presidente del Centro Industrial de Las Parejas, Haroldo Scarpecio, "la lluvia fue bendita".

La zona sufrió un fuerte parate de la actividad a partir del conflicto del gobierno nacional con el campo a lo que se sumaron, luego, la crisis

internacional y la prolongada sequía. Lo cierto fue que empresas que estaban trabajando a full, progresivamente, debieron ir cambiando sus

planes de trabajo por una fuerte retracción en los pedidos de compra. El impacto fue grande a nivel laboral.

No hubo despidos masivos por el esfuerzo compartido entre empresarios, planteles laborales y el aporte de los gobiernos nacional y provincia.

Desde el gobierno santafesino se apoyó la zona fuertemente para que no se cerraran las plantas.

De todas maneras, la menor actividad económica se tradujo en la desaparición de horas extras, suspensión de horas en la jornada laboral

normal, en la no renovación de contratos y tuvo un severo impacto en los talleres y las pymes en los que las grandes firmas tercerizaban

actividad.

Diferencias

"En conjunto se puede decir que la industria de la zona está mejor que unos meses atrás pero cuando se analiza sector por sector, no todos los

rubros se han recuperado de la misma manera", sostiene el Lic. Titarelli.

El funcionario municipal explica que en rubros como sembradoras volvió la demanda, en tanto que otros como cabezales maiceros, tolvas y

otro tipo de maquinaria menores que se utiliza en forma estacional, al pasarse la época de utilización específica, no tuvieron ventas.

Entre los factores que han incidido para que progresivamente la zona se vaya recuperando, además de la lluvia que le ha cambiado el ánimo al

productor, se menciona el resultado electoral del 28 de junio y la puesta en vigencia de instrumentos como una línea de crédito del Banco de la

Nación a cinco años y con una tasa del 8 por ciento. "Es un préstamo blando que facilitó la compra de sembradoras, por ejemplo", dijo el Lic.

Titarelli.

Por su parte, Scarpecio -de la empresa Búfalo SA- arriesgó que "en general las empresas han recuperado un 50 por ciento de su actividad y en

caso como el de las sembradoras más todavía. Se trabaja las 8 horas; todavía sin extras, pero podemos decir que está casi normalizada la

producción", indicó el empresario.

El dirigente industrial explicó que en el caso de Las Parejas, sobre un total de 15.000 habitantes, unos 1.800 son obreros metalúrgicos, con lo que marcó la incidencia de la industria en el nivel de vida de las ciudades integrantes del cluster de la maquinaria agrícola.

"Se comenzó a mover el mercado interno y también los externos que se habían frenado por la crisis financiera internacional. En la actualidad han pedidos provenientes de Rusia, Uruguay, Venezuela, Bolivia, entre otros", indicó Scarpeccio.

Comentá la nota