REGIÓN | CONFLICTO Vuelven a rechazar el traslado del Mercado del Abasto de Avellaneda

Igual que la semana pasada, y en asamblea, un grupo de empleados repudió la clausura y el traslado del Mercado municipal que funciona en Avellaneda desde hace más de 70 años. Dicen que una empresa privada puso en marcha la construcción de un predio "sin consentimiento" de los locatarios, y también señalan al Municipio. Ayer incluyeron a parte del personal a la Cooperativa de Trabajo conformada días atrás. El martes podrían marchar.

Una vez más los empleados del Mercado Municipal del Abasto de Avellaneda se reunieron para repudiar la clausura del edificio y su posterior traslado. En una asamblea que se realizó ayer por la mañana en la intersección de las calles España y Colón, quienes encabezan el reclamo insistieron con que rehusarán la medida y por eso incorporaron al personal a la Cooperativa de Trabajadores que se había formado días atrás. Incluso realizarán otro encuentro el sábado y no descartan marchar la próxima semana.

Según confirmó a Info Región el productor y miembro de la Cooperativa Operaria del Mercado de Avellaneda (COMA) Roberto Dimeo, al encuentro asistieron unas 200 personas, y confirmó que alrededor de “un 80 por ciento” está en contra de que el mercado deje de funcionar en ese espacio, como lo vienen haciendo desde que se fundó, en la década del `30.

El hombre, que es puestero y paga un canon semanal para trabajar allí, dice que es uno de los más antiguos y que su bisabuelo fue uno de los fundadores.

“Pago un canon de 2,40 pesos el metro por semana. El mío es de cien metros y soy uno de los más antiguos del mercado y lo que se rechaza es la reubicación del mercado. Ahora estamos a dos cuadras de la Capital, del puente Pueyrredón y nos quieren llevar al acceso sudoeste, cerca del río, es una locura”, remarcó.

El gran mercado de frutas, verduras y hortalizas comienza a funcionar a las 2 y por allí pasan miles de porteños y bonaerenses en busca de precios bajos para sus negocios.

Desde hace meses, los trabajadores del lugar pelean para que el mercado no sea trasladado a un nuevo edificio, que está ubicado a la vera de la autopista Buenos Aires- La Plata, en Sarandí. Lo que los empleados denuncian es que el Municipio “realizó una privatización de manera encubierta”.

“En 2001 la empresa Abasto XXI y la Municipalidad comenzaron a construir el nuevo mercado sin el consenso de los locatarios, los productores, los changarines, los fleteros y los vendedores, y ahora nos quieren trasladar como si fuéramos ganado”, se había quejado Di Meo.

Lo cierto es que desde hace años las condiciones edilicias y de higiene en el edificio no son las adecuadas para trabajar, pero los empleados culparon al intendente, Baldomero Álvarez de Olivera por “el deterioro del lugar”.

“Todos pagamos el impuesto para que el Municipio se encargue de la limpieza, pero los basureros no pasan y tenemos que pagar los fletes para que saquen la suciedad que se junta a diario en las esquinas”, remarcó enojada una de las puesteras durante la reunión.

Ayer se ultimaron detalles para que los trabajadores se nucleen en la Cooperativa

Se trata de personas relacionadas al mercado, son puesteros y productores, quinteros que descargan verdura, personal de carga y descarga y transportistas, entre otros.

“Perderemos un gran porcentaje de compradores que se van a ir al Mercado Central, y no vendrán más para acá. Esto es muy perjudicial, estamos en un momento económico del país que está pidiendo que se cuide la fuente de trabajo, la producción, y demás, y se cierra este mercado y se deja a un montón de gente fuera del sistema laboral es una locura”, concluyó Dimeo, que no descartó que el martes marchen para hacer escuchar este reclamo.

Comentá la nota