REGIMEN LABORAL DE LOS EMPLEADOS Diputados rechazó tratar el Proyecto de Rodríguez Saá

La Cámara de Diputados de la provincia defendió ayer las atribuciones que posee en cuanto a su funcionamiento interno y rechazó tratar sobre tablas el proyecto girado por el gobernador Alberto Rodríguez Saá, que pretende eliminar la estabilidad laboral de los empleados, traspasando su designación y pago de sueldo a los propios legisladores, a los que se propone incrementar el doble de las dietas.
Quien tuvo a su cargo defender esta controvertida iniciativa fue el nuevo bloque del PJ disidente, denominado "Lealtad y Justicia Social", pero sufrió una contundente derrota y exhibió serias divergencias internas en lo que fue su presentación oficial. A pesar de integrarse con 14 legisladores, en la votación sólo cosechó diez votos contra 23 en contra.

Resultó incomprensible que dos de los legisladores que más presionaron por la aprobación de esta polémica norma faltaran a la sesión, dado que Carlos Cobo, presidente de la Comisión de Finanzas y que incluso elaboró un despacho favorable, pasó un certificado de salud. En tanto que el propio presidente de la nueva bancada, Luis Zabala, estuvo en la reunión de Labor Parlamentaria pero luego no bajó a sesionar y se retiró del edificio legislativo.

Según trascendió, en la reunión previa en el despacho del titular de la Cámara, Julio Vallejos, donde los presidentes de bloque adelantan los temas que pedirán sobre tablas, los diputados Zabala y Marcelo Amitrano, del bloque disidente, informaron que pedirían sobre tablas la polémica norma que elimina la estabilidad de los empleados legislativos.

La oposición, representada por los diputados Eduardo Gargiulo y Laborda Ibarra, adelantó que no apoyarían la moción, "en virtud de que la han cuestionado desde un primer momento, cuando pedimos el pase a archivo, y luego en una presentación legal ante el Superior Tribunal de Justicia".

Por su parte Andrés Vallone y Julio Braverman, en representación del Interbloque, habrían propuesto suscribir un acta acuerdo en la cual se comprometían a estudiar un nuevo régimen del personal y a tratarlo en abril, siempre y cuando "los gurcas", como les dicen a los integrantes del nuevo bloque, dejaran sin efecto su pedido de tratamiento sobre tablas.

Cada bloque se retiró a sus despachos a informar al resto de los diputados, con lo cual la sesión se demoró una hora. Aproximadamente a las 11 hs. dieron comienzo las deliberaciones, pero sin la presencia de Zabala. Pudo saberse que el legislador se retiró muy molesto, porque cuando propuso aceptar el acuerdo de posponer el tratamiento del proyecto, Amitrano y otros legisladores se opusieron, con lo cual se sintió absolutamente desautorizado como flamante presidente del nuevo bloque. "Yo me voy, hagan ustedes lo que quieran. Yo no voy a correr con el costo político de que me putee todo el mundo", se le escuchó decir antes de retirarse de la Legislatura.

Por ese motivo quien llevó la voz cantante y se transformó en el centro de todos los abucheos fue el vicepresidente de esa bancada, Marcelo Amitrano. Pero a la hora de votar favorablemente la moción sobre tablas, dos de los diputados que lo acompañaban se abstuvieron: Luis Foresto y Claudio Peralta, con lo cual sólo obtuvo diez votos a favor y 23 en contra.

Al terminar la sesión, Amitrano no ocultó su fastidio por el fallido debut del nuevo bloque disidente y pasó facturas a más no poder. "Suerte que nos llamamos ´Lealtad y Justicia Social´ -dijo a boca de jarro, para que lo escucharan los periodistas-. Cobo se hizo el enfermo para no venir, Zabala arrugó y ni siquiera se animó a venir a sesionar. Foresto y Peralta se lavaron las manos... No me importa, yo me considero un oficialista de paladar negro, pero me revientan estos traidores que critican a Vallejos pero cuando se la tienen que jugar se borran".

Poco después de las 15 hs, al término de la sesión, consultado el diputado Eduardo Gargiulo expresó su satisfacción por lo ocurrido, porque "por una vez se le ha puesto un freno a las pretensiones autoritarias y hegemónicas del gobernador y se ha rechazado esta grosera intromisión del Ejecutivo sobre las atribuciones propias del Poder Legislativo".

"Lo hemos dicho en reiteradas oportunidades: no vamos a ser los verdugos de la estabilidad laboral de los empleados, ni nos vamos a prestar al juego de estos diputados que sólo quieren cobrar el doble de sus dietas. Si quieren trasparentar el tema de los empleados, discutámoslo racionalmente, pero no bajo presión ni para rendir un examen de obsecuencia hacia el gobernador", enfatizó.

Comentá la nota