Regantes dicen que el pueblo desconoce la nueva orden de la Corte

El Consorcio justificó porqué no se cumplió hasta ahora con el turno para la finca de Cabernet de los Andes.
Lejos de destrabarse, el conflicto que lleva más de dos años por aguas de riego en Medanitos (Tinogasta), se ha endurecido. A pesar de una nueva orden de la Corte de Justicia -la cuarta- para que el Consorcio de Riego de la localidad libere un turno de 11 días y 11 noches a la finca de la empresa vitivinícola Cabernet de Los Andes, el administrador, Manuel Aguirre, aseguró que los pobladores decidieron en asamblea que no dejarán que se cumpla la disposición.

En este sentido, dijo que "si viene la Dirección de Riego y me ordena largar el agua lo tendré que hacer; pero el pueblo ya me dijo que cerrará las compuertas".

La pelea por el agua en Medanitos tiene un historial que incluye varias intervenciones gubernamentales y la judicialización del tema.

Cabernet de los Andes tiene los beneficios del diferimiento impositivo, por lo cual debería contar con una fuente propia subterránea. El problema es que el alto contenido de boro en la zona hace que no sea conveniente para el riego de viñedos. Por eso es que necesita usar el suministro del río Abaucán, cuyo régimen hídrico, según los técnicos de la Provincia, permitirían abastecer sin problemas a todos los cultivos de la zona.

Aún así, el Consorio desconoce las órdenes del máximo tribunal provincial, y ahora argumenta que es el pueblo el que no quiere que se riegue la finca Las Retamas.

"Entregar el turno implicaría que el pueblo quede sin una gota. Como administrador, he llamado a una asamblea al pueblo para informar la disposición y mi obligación de hacer cumplir lo que ha mí me exigen, pero el pueblo se opone", amplió.

Al ser consultado sobre los derechos adquiridos por parte de la empresa, que habría pagado durante un largo tiempo un derecho de agua, Aguirre dijo que "a mí no me consta de que la firma haya pagado por el derecho del uso de agua superficial durante todos estos años; en la administración no hay registros. Ellos pueden tener algún comprobante pero no puedo asegurarlo, no está dentro de mis conocimientos", sostuvo.

Por otro lado, el consorcista recordó que "hay una ley de diferimiento que dice que se tiene que hacer uso de agua subterránea, no superficial. Y acá el Gobierno también es cómplice porque otorgó un diferimiento y ahora la Corte de Justicia falla en contra de la población pero no revisa lo que dice la normativa".

También expresó dudas sobre del informe que sostiene que el caudal del río alcanza para regar los cultivos del pueblo, a la finca de Cabernet y aún sobraría. "Nosotros no conocemos estudios que haya hecho ni la Dirección de Riego ni otros técnicos", aseguró.

Comentá la nota