Regalo de navidad para los porteños: se aprobó el presupuesto sin la suba de impuestos que pedía Macri

Tras ocho horas de debate y casi dos meses de negociaciones, la Ciudad ya tiene presupuesto para 2009. Los detalles.
Los porteños recibieron su regalito de Navidad, muy a pesar del jefe de Gobierno Mauricio Macri. Es que si bien el macrismo logró aprobar el presupuesto 2009 en la madrugada del día de Nochebuena, con el apoyo clave de la Coalición Cívica que conduce Elisa Carrió, no pudo incorporar la amplia batería de aumentos de impuestos que había propuesto el jefe comunal.

Tras ocho horas de debate y casi dos meses de negociaciones accidentadas, cuando el reloj marcaba las 3 de la madrugada del miércoles, la Legislatura porteña aprobó la ley de gastos e ingresos para la Ciudad por 16.545 millones de pesos. Pero no los aumentos de impuestos a los que aspiraba Macri.

Es que para poder aprobar el presupuesto, después de las duras negociaciones, el PRO de Macri, la Coalición Cívica de Carrió y unos pocos diputados alineados con el ex mandatario comunal Jorge Telerman permitieron destrabar la sanción de la ley, tras acordar con el kirchnerismo (que venía encabezando el rechazo el proyecto), que se dará marcha atrás con los aumentos de impuestos.

Así, el oficialismo debió dar marcha atrás con los impuestazos que pensaba imponer al consumo e incluir otros tributos de difícil digestión como el que grava con 2,5 por ciento las transferencias de los jugadores de fútbol (siendo Macri ex presidente de Boca), y el que grava con 8 y 4,5% el juego, los casinos y los billetes de resolución inmediata.

Además, se dispuso reforzar la presión impositiva sobre la actividad bancaria, las industrias, las viviendas de alta gama y a los importadores, recursos que deberán cubrir el posible impacto en la recaudación que tendrá para la Ciudad la crisis económica nacional y la internacional.

La Legislatura logró aprobar el Presupuesto y sus dos "soportes" legales, que son la Ley Tarifaria y el Código Fiscal, sobre el final de las sesiones ordinarias y e n medio de un riesgo alto y cierto de que la Ciudad se quedara por primera vez en su historia autónoma sin esas normas claves para la gestión del año que viene.

El aval de la Coalición Cívica se produjo luego de que Macri reclamara públicamente a Carrió que sus legisladores dieran el apoyo, ante la negativa del Frente para la Victoria, que redobló la presión tras la decisión de la Comuna de dar marcha atrás con un acuerdo con Lotería Nacional que iba a beneficiar a Cristóbal López, un empresario cercano al ex presidente Néstor Kirchner.

De todos modos, el impuesto al negocio del juego que se votó, y que podría generar una recaudación de cientos de millones de pesos, será de cobro muy improbable, habida cuenta que esa actividad es regulada y controlada por la Casa Rosada, y que así quedó reconocido por Macri al negociar un nuevo convenio que incluía esa jurisdicción nacional.

La sesión también sumó serios problemas, debido a que la votación debió realizarse a viva voz y por orden alfabético, como consecuencia del escándalo que se originó por el doble voto de diputados del PRO.

Finalmente, tras tironeos, correcciones y concesiones, el primer presupuesto que presentó Macri en su nuevo rol de jefe de gobierno puso ser aprobado en la Legislatura con 34 votos a favor, 14 abstenciones y 11 votos negativos.

Comentá la nota