Regalías usadas en pago de sueldos y obras no aprobadas

La auditoría advierte que hubo intendentes que pagaron sueldos con recursos mineros. Y muchos que gastaron en obras no autorizadas.
Aunque será en última instancia el Gobernador el que defina si, en virtud de las irregularidades descriptas por la auditoría contable del Tribunal de Cuentas, corresponde o no suspender el envío de partidas a los municipios que no han hecho una correcta inversión de ellas, lo cierto es que el informe publicado ayer por este diario ha generado preocupación en varias comunas.

El Ancasti presenta hoy la segunda parte del informe sobre los gastos de regalías mineras correspondientes a 2007, realizados por los intendentes. En las objeciones se encuentran municipios oficialistas y opositores. A los casos de Valle Viejo, San José de Santa María y Belén, se suman los de otros diez municipios cuyos gastos de regalías quedaron bajo la lupa del TC.

Recreo

Un caso llamativo –por las observaciones que realizan los auditores- es el de Recreo, hoy dirigido por Daniel Polti, pero que en 2007 estaba bajo la gestión del radical Faustino Lazarte. Allí se promovieron dos proyectos –la terminal de ómnibus y el matadero municipal- a financiarse con recursos mineros. Esos proyectos si bien fueron aprobados por el Concejo Deliberante, no fueron enviados al TC para obtener el visto bueno en virtud de lo que establece el artículo 4º de la acordada 5551. Tras la auditoría, el TC opinó que la ejecución de ambos es "inviable con fondos provenientes de regalías", ya que desde mayo de 2005 a diciembre de 2007, la comuna apenas había recibido poco menos de 2 millones de pesos y, en cambio, planeaba invertir 5.176.822 en ambas obras. Es decir no tenían cómo financiar esas obras. Sin embargo, en los movimientos de la cuenta minera del municipio figura el pago de 213 mil pesos y 142 mil pesos a los encargados de elaborar ambos proyectos. Fuentes recreínas aseguraron que, hasta ahora, no se avanzó en ninguna de las dos obras.

Las Juntas

Para Las Juntas, el TC observa que durante 2007 "no se ejecutaron ni se invirtieron fondos mineros en ningún proyecto, pero existieron sucesivas extracciones de fondos destinados al pago de sueldos y aguinaldo" por un monto de 181 mil pesos. Si bien el municipio reintegró el dinero durante el mismo ejercicio, el TC recuerda que está prohibido por ley el uso de regalías para gastos corrientes, aun cuando se trate de un uso transitorio. También advierte que idénticas maniobras se realizaron en 2006 y principios de 2008, transformándose en operaciones ‘habituales’.

Ancasti

En Ancasti, se objetó a la intendenta Blanca Reyna el gasto de 184.810 pesos en una ‘capacitación técnica en obras y acciones de desarrollo’, un proyecto sobre el que el TC había solicitado cambios porque, entendía, tal como estaba planteado originalmente no se encuadraba en las inversiones autorizadas por la ley 5.128. Sin embargo, la comuna avanzó igualmente en ese proyecto. Para los auditores, "quedó probado el gasto en erogaciones corrientes", teniendo en cuenta que el destino de los fondos mineros no se encuadraba ni ‘en obras de infraestructura para el desarrollo económico ni en capacitaciones para actividades productivas’, como exige el artículo 5 de la mencionada ley.

Los Varela

La comuna de Los Varela pagó en 2007 con recursos mineros 29.500 pesos y 38.700 pesos por la elaboración de dos proyectos de obras: el sistema de agua potable para Humaya y el museo histórico de El Bolsón. El TC objetó esos gastos porque ninguno de los proyectos ingresó al organismo de control para su aprobación, por tanto, los auditores consideran que los honorarios para la elaboración de ambos no se encuadran en los gastos previstos por la ley 5.128.

La Puerta de San José

Más que certezas, dudas dejó la auditoría realizada sobre los gastos de regalías del municipio de La Puerta de San José, de Belén. Los veedores no han podido determinar si los gastos efectuados se encuadran en las previsiones legales porque la documentación respaldatoria es incompleta.

Capayán

Los auditores sugieren al TC iniciar a la comuna de Capayán, a cargo de Pablo Názar, un sumario administrativo de responsabilidad para determinar si existió daño a la hacienda pública por un saldo de fondos mineros de 110.523 pesos "no invertido ni reintegrado" a la cuenta correspondiente. También fueron observados algunos gastos realizados por las comunas de Londres (por uso de regalías para pago de sueldos), Puerta de Corral Quemado (por pago de haberes a contratados para realizar obras no aprobadas por el TC), Paclín e Icaño.

Comentá la nota