Regalías sojeras: habrá más controles de la Provincia

A diferencia de lo que sucede con el dinero de la minería, el Gobierno se aseguró un mayor contralor de la plata que ingrese por el Fondo Solidario.
El Gobierno busca impedir que los intendentes catamarqueños gasten sin mayor control los fondos que reciben por las retenciones a la exportación de soja. Según ya dispuso, la Subsecretaría de Asuntos Municipales llevará un registro detallado del dinero que cada distrito obtiene, así como de los planes de inversión que los jefes comunales presenten. La remisión de la plata estará sujeta a que se ajusten a la normativa vigente, y ante cualquier irregularidad se podrían suspender nuevas remesas.

De esta manera, y a diferencia de lo que sucede con las regalías mineras, los controles de la Provincia serán mucho más directos.

El viernes pasado se aprobó finalmente la reglamentación de la adhesión provincial al Fondo Federal Solidario, mediante el cual la Nación envía el 30% de lo que recauda por el impuesto a la exportación de la soja a los territorios subnacionales.

Del total de dinero que reciba mensualmente Catamarca, un porcentaje similar será distribuido entre las 36 comunas de la provincia.

El grueso de la plata de la soja, según ya decidió el gobernador Eduardo Brizuela del Moral, irá a sostener la obra pública.

Detalles

En la reglamentación, el Gobierno estipuló que las comunas deberán presentar propuestas de inversión en las que se deberá fundamentar bien para qué trabajos serán destinadas las regalías sojeras.

Según el decreto, los intendentes no pueden financiar gastos corrientes, sino sólo pequeñas obras de infraestructura, priorizándose las de índole social o educativa.

Para los jefes comunales -al igual que para el Gobierno provincial-, el dinero de la soja será la oportunidad de reactivar la obra pública, ya que la mayoría de los distritos, por la suba de los costos salariales y la merma de la coparticipación, abandonaron los trabajos que venían realizando.

Una de las diferencias más notables con respecto a lo que sucede con los fondos de la minería, es que la Provincia busca ahora asegurarse un contralor directo en el tema. Aunque también participará el Tribunal de Cuentas, éste no tendrá el rol primario de fiscalizador, como sucede con las regalías mineras.

Desde el Gobierno recordaron que el cumplimiento de lo que dispuso la Nación para los distritos adherentes al Fondo sojero, es vital no solamente para los municipios que pretendan continuar recibiendo dinero, sino también para la propia Provincia.

"Los intendentes deberán presentar los resúmenes bancarios, para determinar cómo se mueve la cuenta en donde se deposite el dinero de la soja", dijo la directora provincial de Relaciones Municipales, Ramona Figueroa.

La funcionaria recordó que la normativa vigente es estricta sobre el uso de esa plata, y que los intendentes podrían perderla definitivamente si no se ajustan a ella.

El dato

La Provincia pretende ejercer un control directo de las regalías sojeras, ya que ella misma puede perder las transferencias nacionales si la normativa del Fondo Solidario no se cumple.

168- Son los millones que se calcula le corresponderán a Catamarca, anualmente, por las retenciones a la soja. De ese monto, el 30% va a los distritos municipales.

Comentá la nota