Por las regalías, otra vez rechazan cuenta de Minería

El Tribunal de Cuentas decidió por mayoría desaprobar nuevamente una cuenta anual de la Dirección de Minería.
El Tribunal de Cuentas decidió por mayoría desaprobar nuevamente una cuenta anual de la Dirección de Minería. Ya había rechazado el ejercicio 2006 y esta vez hizo lo mismo con el 2007 bajo un argumento idéntico: la repartición estatal aún no se expidió sobre las las declaraciones juradas que presentó Barrick por el pago de regalías. La causa la instruyó el vocal que designó el basualdismo, fuerza desde donde habían abierto el debate de fondo cuando advirtieron que las regalías se estaban calculando mal y que la provincia perdía plata. Desde Minería dijeron que todavía no resolvieron las presentaciones de la empresa porque es un tema complejo que están analizando.

El fallo salió otra vez en forma dividida, como en la mayoría de los casos que se viene resolviendo el organismo. El presidente, Isaac Abecasis, y los vocales Fernando Manrique, que instruyó la causa, y Pedro Belenguer discreparon con sus dos compañeras y votaron por desaprobar la cuenta de Minería y formularle reparos. Dicen que no se puede aprobar si no se sabe si las declaraciones juradas de Barrick están bien, ya que la repartición aún no se expide.

En disidencia votaron Laura Yanzón y Graciela Chávez. Sostienen que habría que aprobar la cuenta 2007 haciendo una salvedad: que si hay responsabilidad por un eventual perjuicio fiscal, se deberá resolver cuando el organismo apruebe o no las declaraciones juradas.

El fallo es una consecuencia de un debate mucho más profundo que abrió el basualdismo en 2006 a través de Ricardo Basualdo, el representante que tenía en el Instituto de Exploraciones y Explotaciones Mineras (IPEEM). Denunció públicamente que el 3 por ciento de regalías que paga Barrick se debe calcular sobre el metal extraído y no sobre el que comercializa la empresa, como lo hace Minería. Hasta noviembre de 2007 la provincia cobró 47 millones y según sus estimaciones, debería haber percibido el doble.

A raíz de eso, el Tribunal de Cuentas le recomendó a Minería que cambiara la fórmula de cálculo. Y le advirtió que de no hacerlo y aprobar las declaraciones juradas como están, podría ocasionar un perjuicio millonario contra el Estado. Pero la repartición mantuvo el mismo criterio, asegurando que es el correcto.

Ayer, en Minería analizaban la resolución del Tribunal de Cuentas. El titular de la repartición, Juan José Bustamante, reconoció que no han aprobado ninguna de las declaraciones juradas de 2006 y 2007. Explicó que es un tema "muy complejo, vamos a discutir un tiempo, cuando estemos seguros que las declaraciones juradas están bien, vamos a resolver".

Comentá la nota