Regalaron terneros a modo de protesta

En horas de la mañana de ayer en el centro de la ciudad los tamberos protestaron. El reclamo se dio en distintos puntos de la Argentina dado el constante cierre de tambos por falta de rentabilidad.

Desde temprano tamberos de distintos puntos del partido se reunieron en el playón de la avenida San Martín ubicado entre el monumento al libertador y el mástil central. En el lugar se vieron dos acoplados en los que había una veintena de terneros Holando que luego sortearon entre los presentes.

Fue numerosa la gente que se acercó al lugar a acompañar el reclamo de los tamberos que ayer se hizo oír a nivel nacional. Durante el tiempo que duró la protesta los productores dieron a conocer detalles de la situación que atraviesan; cada una de las personas que se acercó al lugar recibió un número para participar del sorteo de terneros, que marcó el punto cúlmine del reclamo y que fue significativo, dado que muchos productores veían con lágrimas en los ojos la entrega de animales que, en muchos casos dejan de ser alimentados y por ende mueren en los tambos dada la falta de rentabilidad del sector, esta imagen de la entrega de los animales fue impactante.

Datos alarmantes

Los tamberos reclaman porque los tambos están desapareciendo y "con estas políticas perdemos los tamberos y los consumidores ¿quién se queda con la diferencia?", reza un panfleto de la Cámara de Productores de Leche Cuenca Oeste de Buenos Aires, que se distribuyó en el lugar.

En ese dan cuenta que en junio de 2008 el productor recibía $0,86 por litro de leche y el consumidor pagaba $2,63. En junio pasado se les pagó a los productores $0,75 por litro de leche cuando la gente abona $3,10 por cada litro. Cuatro litros de leche tienen el mismo valor de 1 litro de agua mineral.

El mismo análisis se hizo para los quesos, en junio del año pasado el costo de la materia prima era de $10.30 por kilo y el consumidor pagaba $32. En junio de este año el costo de la materia prima fue de $9 por kilo pero el consumidor pagó $40.

Tambos: producción y arraigo

Antes de sortear los vacunos Francisco "Pachi" Tamborenea subió a la caja de una camioneta y explicó lo que sucede en el sector. "Con cada tambo que se cierra dejan de tener trabajo cuatro familias y de estar arraigadas al campo. Se cierran tres tambos por día, estamos cobrando setenta y cinco centavos por cada litro de leche pero ustedes la pagan cada día más cara", explicó.

Agregó que "los tamberos estamos percibiendo el porcentaje más bajo de la cadena productiva en el mundo, que es del 24%. Argentina puede producir leche más barata que Nueva Zelanda, que vive de eso únicamente. Sólo falta que nos dejen trabajar y que acomodemos la cadena, se deje de favorecer a las grandes corporaciones como La Serenísima o Sancor, como siempre".

El productor aseguró que la medida de protesta la realizaron "en defensa de los tamberos y de los consumidores".

Contó además que los terneros que regalaron ayer "en la mayoría de los tam-bos los dejan morir, porque nos sale más caro criarlos que el valor que luego nos producen. Cuídenlos todo lo que puedan", pidió y explicó que además, en cada ternero, se llevarían, por añadidura, el proyecto de alguien que hace un año atrás decidió inseminar una vaca, alimentarla, vacunarla hasta tener, por último, el ternero.

Finalmente agradeció en nombre de todo el grupo a la gente que los acompañó y pidió disculpas por los problemas que pudieran haberse ocasionado, que no fueron demasiados sino hacer un poco más lento el tránsito por el lugar.

Comentá la nota