Refutan declaraciones que aseguran que el revaluó inmobiliario permitirá que se vaya dinero de Jujuy

Refutan declaraciones que aseguran que el revaluó inmobiliario permitirá que se vaya dinero de Jujuy
“Era una necesidad y un deber sincerar los valores inmobiliarios de la provincia”. Así lo manifestó el titular de la Dirección Provincial de Inmuebles, doctor Guillermo Aguirre, desde donde se viene trabajando sobre un sistema sólido y equitativo para la implementación del revalúo inmobiliario que acerque el valor fiscal de los inmuebles a un valor más real.
Hace varios meses se viene trabajando para poder realizar la actualización del valor de los inmuebles y sincerar los valores fiscales que, hoy se encuentran entre siete y diez veces por debajo del valor de mercado. En nuestra Provincia, el último revalúo se realizó hace 30 años y en 1992 se actualizaron los valores inmobiliarios por coeficiente.

El revalúo inmobiliario sancionado en la última sesión extraordinario de la Legislatura, el pasado 30 de diciembre, favorece tanto al Gobierno como a los jujeños, ya que “nos pone a la altura de las grandes ciudades que vienen implementando este tipo de medidas para acercar el valor fiscal de los inmuebles al valor real del mercado. Es decir, estamos revalorizando nuestro mayor patrimonio, estamos protegiendo el patrimonio inmobiliario de la provincia”, dijo el director de Inmuebles.

En relación a la implementación del Sistema se mantuvieron entrevistas con todos los diputados, se concretaron reuniones de la Comisión de Finanzas en reiteradas oportunidades de manera general e individual con cada diputado para explicar punto por punto la propuesta.

“Desde el inicio, el Gobierno mostró una apertura para poner el tema en el tapete, discutirlo y debatirlo, se estuvo trabajando durante arduos meses con consultas, entrevistas, intercambio de opiniones con los diputados, con sugerencias de modificaciones al original proyecto del ley que fueron aceptadas por el Ejecutivo. Entonces, con las declaraciones que realiza el diputado Snopek en los distintos medios, queda en evidencia que no se interiorizó en el tema”, manifestó el funcionario.

El revalúo

En cuanto a las cuestiones técnicas que conciernen al revalúo inmobiliario, hay que dejar en claro que “revalúo inmobiliario” e “impuestos” son dos cosas distintas. Revaluar es una operación técnica tendiente a fijar el justiprecio de los inmuebles y de las mejoras de carácter permanente existentes en los mismos. El Estado Provincial tiene la obligación legal –establecido por la Ley 3623- de efectuar el revalúo de la planta inmobiliaria local al menos cada 10 años.

En este sentido, el Poder Ejecutivo Provincial, utilizando todos los recursos técnicos a su alcance y con la colaboración de empresas y profesionales especializados en la materia ha puesto en vigencia un trabajo que viene desarrollándose hace años y que tiende a establecer el valor fiscal de las propiedades en la Provincia de Jujuy.

De esta manera se establecieron nuevos y precisos procedimientos para el cálculo del valor de las tierras. Por ejemplo, para la valuación rural incorporamos una innovación para darle a cada propiedad un valor cercano al que realmente tienen, se segmentaron en zonas y sub áreas agroeconómicas homogéneas logrando la justipreciación de los inmuebles rurales, informó Aguirre.

Es cierto que el revalúo también tiene incidencia sobre lo impositivo, tal es así que incide sobre el impuesto inmobiliario, sobre el impuesto de sellos y sobre el impuesto sobre los Bienes Personales. De estos impuestos, sólo éste último está sujeto a coparticipación y es recaudado por la Nación. Los otros dos son totalmente provinciales, es decir, favorece al erario provincial.

Más detalles

Es oportuno expresar que la cantidad de inmuebles en la provincia cuyo valor fiscal supera el importe fijado por la ley como sujeto a gravamen, es insignificante, no superando el tres por ciento (3%) del total de los inmuebles de la provincia. Por lo tanto, resulta totalmente “falaz y alejado de la realidad” el argumento que se expresaron recientemente sobre el revalúo inmobiliario. Incluso hay valuaciones que van a bajar, por el coeficiente que se utilizó”, insistió.

Solamente el 3% de los inmuebles registrados superan el valor fiscal de $305.000, es decir que tendrían que pagar el impuesto a Bienes Personales. “Con esto refutamos aquellas declaraciones infructíferas que aseguraban erróneamente que con el revalúo inmobiliario la plata se iba fuera de Jujuy”, aseguró Aguirre.

Asimismo agregó que más del 97% del padrón de la provincia no verá afectada su situación respecto al impuesto sobre los Bienes Personales, ya que lo que se busca siempre es propiciar que el que más tiene más pague y cuidar a los que menos tienen del impacto directo de estas medidas.

En definitiva, “no es cierto que se vaya a producir una transferencia de recursos de la Provincia hacia la Nación por imperio del revalúo, así tampoco es cierto que el Impuesto Inmobiliario ataque la familia, sino que se ha previsto la incidencia impositiva que el revalúo podía generar”.

Es fundamental destacar que los ciudadanos tienen el deber solidario de contribuir al mantenimiento del Estado en la medida de las posibilidades de cada uno, y siendo la tierra una de las formas de exteriorización de capacidad contributiva, se justifica plenamente que su propiedad sea objeto de gravamen. Por lo tanto, se sigue trabajando con este esquema que salvaguarda a las familias que menos tienen e impactando más a los que más tienen, que son quienes deben pagar por lo que tienen.

A todo esto debemos agregar que se ha advertido una adecuada previsión sobre exenciones que posibilita la no afectación de sectores de escasos recursos económicos como jubilados, discapacitados o propietarios de vivienda única.

El impacto que tiene el revalúo inmobiliario sobre el impuesto inmobiliario se adecuó a las características especiales de los sujetos pasivos del tributo con un sistema de alícuotas y de tramos progresivos para su pago.

Finalmente afirmó que, “de ninguna manera se ataca la familia, ya que en la misma no se modifican ni se alternan los beneficios ya contemplados en las distintas disposiciones legales vigentes para quienes hayan sometido su propiedad al Régimen de Bien de Familia y para aquellos que resulten titulares de única vivienda, bonificándose el impuesto en un cincuenta por ciento (50%), y continúan vigentes los beneficios de exención total del tributo para aquellos contribuyentes jubilados, discapacitados o desocupados”.

Comentá la nota