Refuerzan el puente pero seguirá cerrado

Tras la apertura de la nueva calle alternativa como vía de acceso al sector del río Pipo, el coordinador de Obras Públicas de la Municipalidad, Jorge Cófreces, señaló que continúan los trabajos de refuerzo para salvar el puente con la intención de habilitarlo para vehículos livianos.

A partir del corte del tránsito vehicular por el puente que cruza el río Pipo, continúan los trabajos de limpieza del cauce y de refuerzo para lograr salvar la estructura.

Según explicó el coordinador de Obras Públicas de la Municipalidad, Jorge Cófreces, la intención es habilitarlo "en algún momento para vehículos livianos".

El funcionario explicó que cuando se tomó conocimiento de la situación más grave, el miércoles a la mañana, "lo primero que hicimos fue tratar de buscar una alternativa para que no quedaran aislados los barrios que están del otro lado del puente, así que cerca del mediodía recorrimos un sector e inmediatamente se tomó la decisión de abrir el camino alternativo que es el que hoy se está utilizando como vía de acceso", y en ese sentido destacó que "el camino alternativo se ha consolidado bastante bien y eso nos permitió cortar el paso por el puente. En el cauce del río generamos unas sangrías laterales para quitarle presión y tratar de salvar esta estructura".

Por otro lado, Cófreces señaló que actualmente "el caudal está más bajo, entonces se están haciendo trabajos de limpieza y de refuerzo, esperamos que a medida que el caudal de agua baje más podamos analizar la crítica situación del puente y ver los trabajos de reparación que podemos hacer para habilitarlo en algún momento, aunque sea para vehículos livianos".

Por su parte el licenciado Federico Schärer, subsecretario de Seguridad Urbana, recordó las medidas que se tomaron durante el tiempo transcurrido entre que se cortó el paso por el puente y se habilitó el camino alternativo, y aclaró que "una vez que se tomó la decisión de cortar el puente, inmediatamente se puso en conocimiento de la situación a los sistemas de emergencias de la ciudad".

En referencia a las medidas de prevención tomadas ante esta situación, Schärer detalló que "entonces se montó, en el playón del supermercado, una central donde había una ambulancia de alta generación con todo el equipo de médicos y enfermeros; una dotación completa del cuartel central de bomberos; una dotación de Defensa Civil, y todo el equipo de Policía para que quedaran del otro lado de la zona que iba a estar aislada por el lapso de 3 ó 4 horas, aproximadamente".

Finalmente, el funcionario expresó que "por suerte no fue requerido para ninguna emergencia", aunque destacó que estuvieron durante todo el miércoles y toda la noche, "y hoy continúan ahí ante cualquier requerimiento".

Comentá la nota