Reforzarán la seguridad en Colón y en Concordia

Reforzarán la seguridad en Colón y en Concordia
Gendarmería manda efectivos ante el intento de cortar la ruta
GUALEGUAYCHU.- La Gendarmería está en alerta en Entre Ríos. Desde mañana, escuadrones de Paraná y de Concepción del Uruguay se movilizarán a las ciudades de Colón y de Concordia para reforzar los puestos de vigilancia fronterizos. La disposición fue informada ayer a los jefes de unidad con la intención de prevenir desmanes y mantener la seguridad ante la amenaza de los asambleistas de Gualeguaychú de cortar los pasos internacionales.

No obstante eso, altas fuentes de la fuerza dijeron a LA NACION que no recibieron ninguna orden política explícita de impedir el corte de los puentes, sino que "la disposición general es asegurar la normal circulación".

"Tenemos la obligación de resguardar el libre tránsito", adelantó a LA NACION el segundo jefe del escuadrón de Concepción del Uruguay, René Bovadilla, que tendrá a cargo el paso de Colón. También en Concordia habrá refuerzos, aunque serán de menor alcance. "Incrementaremos los patrullajes y el movimiento operativo como medida preventiva para garantizar que no haya desmanes", informó una fuente de la fuerza.

En Gualeguaychú hay inquietud. Los asambleístas saben que la protesta entrará mañana en un clima de extrema tensión. "Estamos preparados para que nos repriman", desafió ayer el ambientalista Jorge Fritzler.

En el Gobierno no creen que se llegue a ese extremo. Un alto funcionario nacional habló de, a lo sumo, "desplazar con los escudos" a los que busquen cortar el puente de Colón.

Los asambleístas anoche ratificaron el bloqueo a Colón en pleno recambio turístico y anunciaron, además, que podrían llegar con la movilización hasta Concordia. "Estamos ultimando los detalles de la logística", anunció Jorge Gómez, otro asambleísta que encabeza la organización de los cortes. En las próximas horas, la Comisión de Acción de la Asamblea comunicará la fecha y la hora de los intentos de bloqueo, que podrían comenzar mañana.

La reacción oficial del gobierno entrerriano llegó a última hora. Las declaraciones del gobernador entrerriano, Sergio Urribarri, que ayer atemperó los cuestionamientos y convocó "al diálogo" poco antes que empezar la asamblea, no fueron suficientes para calmar los ánimos (de lo que se informa por separado).

Urribarri habló desde Grecia, donde todavía sigue de vacaciones con su familia (allí su hijo juega al fútbol en un equipo local, el Asteras Trípoli). Antes de eso, la estrategia había sido mantener el más sigiloso hermetismo. La orden oficial fue que los funcionarios provinciales no hablaran con la prensa.

Sólo el vicegobernador, José Lauritto, hizo declaraciones y dijo: "El peor de los escenarios es que no tengamos diálogo entre entrerrianos". Fue una forma tímida de intentar de bajar la tensión, después de varios días de presiones, bajo la amenaza oficial de desplegar las fuerzas provinciales para impedir cortes.

El intendente de Concordia, Gustavo Bordet, ayer decidió no plegarse a la estrategia gubernamental. Y fustigó otra vez a los asambleístas, ante la posibilidad de que los cortes también se trasladaran al paso que une su ciudad con Salto. Antenoche, en una reunión de último momento, el grupo Concordia se mostró deseoso de coordinar protestas propias para el fin de semana.

"¡Pero si no son más de 12!", respondió Bordet cuando le preguntaron por el posible corte en Concordia. "No creemos en el método de reclamo. Se perdió el motivo de la protesta", cuestionó. E incrementó más la tensión: "Si lo intentan, vamos a convocar a una verdadera asamblea cívica para decirles que la totalidad de la sociedad concordiense no quiere los cortes". A partir de mañana, será respaldado, además, por los refuerzos dispuestos por la Gendarmería.

A los asambleístas de Gualeguaychú no les importa. Y mantiene el desafío, sin dar marcha atrás. Fritzler lo repitió poco antes de la asamblea: "Si nos quieren reprimir, nos van a encontrar de pie, cantando el himno. Y que lo sepan las autoridades: un desalojo va a traer consecuencias graves".

Con la colaboración de Hernán Cappiello y Jorge Riani

Deseos de los uruguayos

* MONTEVIDEO.- El senador oficialista José Mujica, ex ministro y actual precandidato presidencial, declaró ayer que por la sequía en los campos "lo ideal es que se destrabara el pasaje en el puente" fronterizo de Gualeguaychú. "Espero que se hagan más gestiones", dijo.

Comentá la nota