Reformulan el proyecto de separación de residuos, que no funcionó como esperaban

Hay acuerdo entre las autoridades municipales y quienes manejan las cooperativas que trabajan en la planta de separación de residuos domiciliarios, para rediseñar el proyecto que hasta ahora no dio resultado.
Uno de los cambios relevantes, es que las cooperativas, que hasta ahora se quedaban con el 40% del material recuperado para reciclado, recibirán la totalidad. Además analizan incorporar un tercer turno de trabajo y otra cinta, para cubrir la demanda.

Gastón Zaccardi, secretario del Bienestar Social, en una entrevista con Radio del Centro, recordó que la planta "funcionaba con tres cooperativas: dos de 20 personas cada una, que hacen la separación. La tercera es Chivilco, que era la encargada de comercializar el material que se separaba para reciclado".

Zaccardi dijo que "es una lástima el alejamiento de Chivilco, porque es una de las impulsoras, que trabajó con la Secretaría de Obras Públicas, con el intendente Ariel Franetovich, y colaboraron mucho".

Opinó que "es evidente que no cubrieron sus expectativas, y resolvieron desvincularse de la separación de residuos".

Preciso que los recursos obtenidos por la venta del material recuperado se dividían en partes: 40% para las cooperativas que hacían la separación; 40% para el municipio, y 20% para Chivilco, que comercializaba".

-¿Cuál era la tarea de Chivilco?

-La venta del material para reciclado. Ellos tenían los contactos y comercializaban.

-¿D’Angelo dijo que integrantes de luna cooperativa, y señaló a Chivilco, separaban residuos para ellos?

-No, lo que se dio es que había gente que venía del cirujeo que hacía la separación, que conoce el negocio, y sacaba cosas para vender.

Había gente que vendía por su lado, y Chivilco por otro. Cuando lo pactado era que sólo vendía Chivilco.

Este es uno de los problemas sin resolver que llevó al alejamiento de Chivilco.

-¿Quiénes trabajaban en Chivilco?

-La contadora, Carlos Tomasini y otras dos personas. Ellos se ocupaban de la comercialización, y se quedaban con el 20%.

Cuando se fue Chivilco el intendente resolvió que las otras dos cooperativas sigan trabajando, y además de la separación se ocuparán de comercializar, quedándose con el 100% de lo que se obtenga por la venta.

Este fue un incentivo importante, porque saben que cuanto más separen, más dinero van a ganar.

-¿Ellos tienen un sueldo del Estado?

-Reciben un subsidio de 1.200 pesos cada uno. Ahora se quedan con el 100% de la venta. De todas maneras, a partir de febrero cobrarán 100 pesos menos, ya que la idea es que progresivamente, en la medida que funcione el proyecto, dejen de recibir el subsidio, y autofinancien.

-¿Los números dan para ello?

-Hasta ahora, con el 40% de lo recaudado, cada uno recibía 200 pesos, que sumaban a los 1.200 pesos.

Ahora van a quedarse con el 100% de la venta, y la idea es que cada vez separen y vendan más.

En Chivilcoy se descargan 8 ó 9 camiones de residuos por día, de los que sólo separaban residuos de 2 ó 3. Es mucho lo que hay por hacer. La idea es que separen más.

Ellos dicen que necesitan otra cinta, y el municipio está en condiciones de adquirirla. Además vamos a ver si incorporamos más gente para que trabajen tres turnos, en lugar de los dos actuales.

Ellos quieren que la planta funcione las 24 horas, y ya nos pidieron incorporar a otras 10 personas.

Además hay otros proyectos que mejorarán los ingresos.

-¿Cómo quedan las relaciones con Chivilco?

-Bien, a ellos les preocupa el medio ambiente y seguramente seguirán aportando, aunque se abrieron del proyecto.

-Hablamos con Carlos Tomasini, y no estaba conforme con lo sucedido…

-Seguramente también hay algo de decepción con un proyecto que seguramente pensaron de una manera y se dio de otra forma.

A lo mejor lo ven como un fracaso, pero esto sigue adelante, y la preocupación que tienen por el reciclado y el medio ambiente la seguirán expresando desde el lugar que les toque. Nosotros los vamos a convocar para que nos sigan ayudando.

Comentá la nota