Reformas económicas y de producción, prioridad del próximo gobierno

Apunta a refuncionalizar la entidad crediticia reactivando los fondos de desarrollo. Creará un Consejo para el Crecimiento Económico. Y apuntará al fortalecimiento de las empresas como eje del desarrollo.
Uno de los ejes del próximo gobierno será seguramente una reforma funcional del Banco de Corrientes, para orientarlo en forma más neta hacia el incentivo de la producción. Para ello se propone reactivar los fondos de desarrollo, creados precisamente para financiar proyectos productivos y que son administrados por el Banco.

Entre las metas del nuevo gobierno que asumirá el 10 de diciembre próximo se tiene en vista la creación de un Consejo para el Crecimiento Económico y la generación de planes de desarrollo local a escala municipal.

No se descarta además una reforma administrativa en la estructura de funcionamiento del Gobierno, particularmente en el Ministerio de la Producción. Como ya lo adelantara en diversos foros y tribunas, e incluso en un reportaje exclusivo que le concediera a EL LIBERTADOR, el futuro gobernador Ricardo Colombi pretende comprometer a los sectores productivos en la gestión de ese Ministerio.

Es obvio que en ese sentido, más allá de sus funciones legislativas en el Congreso de la Nación, el diputado y productor agropecuario Lucio Aspiazú jugará un rol destacado en la sugerencia de equipos y personas que podrían desempeñar futuros roles en la estructura ministerial.

BASE TEÓRICA

El Instituto Programático de Encuentro por Corrientes (Ipeco), que se encargó de confeccionar las propuestas que llevó al electorado correntino el frente político que sustentó a Ricardo Colombi, confeccionó un marco teórico que servirá como base de partida para los lineamientos en materia económica y de producción del futuro gobierno ricardista.

Fuentes cercanas a la elaboración de esas propuestas destacaron ante EL LIBERTADOR que la política económica por venir estará fuertemente enfocada hacia la empresa, como eje vertebrador del crecimiento económico y genuino generador de mano de obra.

En ese sentido destacaron el rol que desempeñarán los futuros legisladores de ECO Nito Artaza y el mencionado Aspiazú, quienes ya tienen desarrollada una agenda productiva que llevarán a la órbita nacional.

Desde los colaboradores del ricardismo pusieron el acento en medidas largamente reclamadas por el empresariado regional, entre ellas la instrumentación de un IVA diferenciado o escalas salariales también diferenciales en función de las distintas realidades regionales del país.

Las asimetrías existentes obligarán a trabajar por una agenda regional. "Los representantes de ECO están muy comprometidos en esa dirección", apuntó uno de los colaboradores mencionados.

Comentá la nota