Se reformará la ordenanza sobre nocturnidad

Los concejales integrantes de la Comisión de Seguridad dialogaron con nuestro medio sobre la modificación de la normativa. Consideraron que debe generarse un cambio pero con consenso luego de escuchar a todos los sectores y organismos relacionados con este tema y partiendo de la situación real que hoy viven los jóvenes. Destacaron que será fundamental el acompañamiento de los padres.

Marta Melli, presidente de la Comisión de Seguridad, expresó que días pasados se reunieron con la jueza de Faltas María Magdalena Curto y abordaron las normativas referidas a la niñez y a la adolescencia como la ordenanza que multa a los padres y la referida a nocturnidad.

"Nosotros estamos preocupados por el tema de la minoridad, sobre todo en lo que hace a las ordenanzas vigentes, porque no podemos perder de vista cuál es la función del Concejo". Con respecto a esta última ordenanza manifestó que este año la modificarán y por eso se están reuniendo con diferentes sectores y representantes de organismos.

Estela Dortona expresó que en la reunión se vieron las dificultades con respecto a las ordenanzas vigentes y en función de eso plantear las modificaciones que fueran necesarias. Asimismo expresó que están recogiendo información de la región porque las problemáticas no son estrictamente locales.

Juan José Almada expresó que la ordenanza vigente se está cumpliendo y manifestó que es importante pensar si una norma va a poder modificar costumbres. Hoy en dia está de moda "hacer la previa", y aunque las confiterías están abiertas desde la medianoche no van hasta la madrugada. "Nuestro desafío es llegar a hacer una ordenanza que en realidad refleje el comportamiento que está teniendo la juventud, porque de nada vale hacer una norma que prácticamente nazca muerta porque no la va a cumplir nadie", sostuvo, y consideró muy importante contar con datos y estadísticas para detectar dónde están los problemas.

Néstor Zalazar agregó que por dictar una nueva norma no se van a poder modificar los usos y costumbres de la sociedad, y consideró que modificar el horario no es más que poner un límite que "otros" no pueden poner. "El problema está en la falta de límites. Entonces el padre están pidiendo que la sociedad ponga límites a lo que él no le puede poner. Con una ordenanza no vamos a limitar nada, necesitamos fundamentalmente la ayuda de los padres, la primera autoridad que tiene que existir es la de la familia", sostuvo.

Los concejales coincidieron en que hay que modificar la normativa. "Hay que encausar a los jóvenes. Hay que marcarles ciertos límites que en otros lados no tienen pero tenemos que ser muy prudentes porque no podemos estar cada 3 o 4 años modificando una norma para que se adecue al momento de moda que se vive en la comunidad", dijo Zalazar. Almada sostuvo que aunque la primera responsabilidad es de los padres el Estado no puede perder de vista su responsabilidad y establecer normas, especialmente para aquellos cuyos padres están ausentes.

Dortona consideró que es muy importante el rol que asuman los adultos, porque los chicos tienen determinadas conductas producto de la actitud de los mayores, y también manifestó que en la nueva normativa quedará plasmado un cambio referido a los chicos que tienen desde 17 años, pues en la ordenanza actual se contempla la franja etaria de 14 a 18 y de 18 en adelante. "Estamos evaluando no para reprimir y sancionar sino para ver qué podemos hacer en pos de los chicos para que estén mejor, estén controlados y protegidos, sobre todas las cosas", concluyó.

Comentá la nota