Reforman el Consejo de la Magistratura

El oficialismo en la Legislatura neuquina se comprometió a modificar el reglamento del órgano de selección de jueces antes de fin de año.
Tras los severos golpes que sufrió esta semana, el Consejo de la Magistratura (CM) espera su inminente reforma. En la Legislatura ya hay tres proyectos de enmienda de la Constitución para cambiar su conformación y uno de Ley para modificar su reglamento. Todos los bloques ya manifestaron la voluntad política para realizarlo antes de fin de año.

El organismo destinado a la selección y control de los jueces de toda la Provincia fue criticado desde su composición. El jueves en una fuerte discusión en la Cámara de Diputados, los legisladores acordaron por primera vez el rechazo de un pliego de los tres postulados por el CM para cubrir los cargos de jueces de Cámara en San Martín de los Andes, por considerar el concurso “irregular y vicioso”.

El organismo se creó con el objetivo de mejorar el sistema de selección de jueces y funcionarios del ministerio público, y controlarlos en sus funciones. Su nacimiento surgió en la Convención Constituyente que sancionó la reforma de la Constitución Provincial en 2006, con el fin de transparentar el mecanismo de designación que hasta ese momento lo definía el Tribunal Superior de Justicia.

La Constitución define al CM como un órgano extrapoder, conformado por el presidente del TSJ, Felipe Cía, cuatro representantes de la Legislatura que no sean diputados, Claudio Gastaminza y Oscar Lavaggi por el bloque MPN, Gustavo Olivera por el PJ y Enry Rebolledo por Apertura Popular; y dos abogados de la matrícula, Carla Castiglioni y Hugo Altamirano, quienes permanecen cuatro años en sus funciones.

Críticas

Desde los bloques mayoritarios de la Legislatura, MPN y Concertación, se comprometieron a impulsar antes de fin de año sendos proyectos de ley para modificar el CM.

“Nuestro equipo de asesores está trabajando en una ley que modifica la forma de calificación que puedan aplicar los consejeros”, comentó el presidente del bloque del MPN, José Russo. La iniciativa oficial no modificaría la composición del órgano pero limitaría la capacidad de descalificar con cero a los postulantes, “buscamos mayor transparencia”, comentó.

El primer proyecto de enmienda que se presentó en la Legislatura provincial lo hizo el bloque de Alternativa Neuquina, que argumentó una falta de representatividad e independencia en el órgano.

“El aspecto central que proponemos responde a la necesidad de democratizar las decisiones del Poder Judicial, para ello un rasgo para nosotros indiscutible es ampliar la base de participación en el CM mediante la inclusión de representantes de la Asociación de Magistrados, de trabajadores judiciales y de la comunidad mediante la elección de representantes por voto directo”, explicó la diputada Soledad Martínez de Alternativa.

La iniciativa no reconoce la necesidad de la representación de legisladores en el CM porque, según explicó Martínez, los diputados prestan el acuerdo final y ésa es su oportunidad de hacer apreciaciones y valoraciones políticas.

La Asociación de Magistrados también presentó un proyecto de enmienda y planteó ante la Corte Suprema de Justicia de la Nación la inconstitucionalidad del CM provincial por su conformación, representatividad y atribuciones.

La iniciativa de enmienda plantea la falta de representación gremial de los jueces y magistrados en la conformación del Consejo de la Magistratura. Además, denuncian la discrecionalidad de los controversiales “ceros” que los consejeros utilizaron para calificar a algunos postulantes.

El interbloque Peronismo Federal presentó el mes pasado un proyecto de ley para modificar el reglamento interno del órgano para regular los modos de calificación que los consejeros puedan darle a los postulados en la etapa de entrevista personal.

La iniciativa también modifica el procedimiento de remoción de consejeros por mal desempeño o comisión de delito, pudiendo ser acusados por cualquier habitante de la Provincia ante el Jurado de Enjuiciamiento. Actualmente, la instancia de admisibilidad, suspensión y remoción se resuelve con el voto de los propios miembros del Consejo.

La organización civil Convocatoria Neuquina presentó un proyecto para modificarlo en base a dos ejes: su integración y sus funciones. “Lo principal es el marco de despolitización, a fin de evitar que la política partidaria afecte la necesaria independencia en las tareas de selección, que deben apuntar exclusivamente a determinar condiciones de idoneidad técnica y moral de los candidatos”, comentó Marcelo Medrano.

Algunos puntos a modificar

Los puntajes: los consejeros descalificaron con “cero” a varios postulantes en la categoría de aptitud ética para el puesto, a pesar de que todos ya pertenecen al Poder Judicial y muchos ya son jueces.

La conformación: la representación legislativa no corresponde con la proporción actual de la Cámara, sino con la de la gestión anterior. Además, varios sectores solicitaron que la integren un miembro de la Asociación de Magistrados y uno de los trabajadores judiciales.

Remuneración: los consejeros cobran como un camarista y no tienen dedicación exclusiva. Varios sectores reclaman que el cargo dentro del CM sea ad honorem porque no es constante todo el año.

Comentá la nota